10 diciembre 2007

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 10 de diciembre de 2007


Una terrible enfermedad (bien, no debe ser tan terrible ya que sólo ha durado un par de días y no ha tenido ninguna repercusión grave, de hecho no ha tenido repercusiones en absoluto) me ha atrapado durante los últimos días dejándome sin el concierto de Thurston Moore en el Primavera Club (ahora leeré las críticas y hablarán del concierto del año), sin una cena con amigos, sin un aperitivo en Alella que me apetecía mucho y sin algunas actividades ociosas más.

He aprovechado para dormir, para escuchar música, para trabajar en la postal de navidad, para dejarme cuidar por María José y para ver series y más series.

El domingo - ya recuperado físicamente y con ganas de recuperar tiempo perdido - nos acercamos al Panyvino para regalarnos una agradable comida.

Hoy toca volver al trabajo con la sensación de haber desperdiciado parte de mi valioso tiempo de ocio por culpa de los virus. Jodidos virus.

2 comentarios:

toni tugues dijo...

Millora't! Jo tb vaig estar la setmana pasada una mica transparent :)

xavi dijo...

Gracies... ja estic en plena forma.
Una abraçada;

Xavi