10 septiembre 2014

DIARIO DE UN OCIOSO
Martes, 10 de septiembre de 2014

Complejo aterrizaje en el mundo laboral. Uno, confiado, llega de las vacaciones y, una vez contestados cientos de mensajes, empieza a verse rodeado por nuevos y viejos problemas (estos, lejos de desaparecer con el tiempo, han engordado y se han vuelto más agresivos). Ante este panorama desolador, poco tiempo queda para el ocio.

He acabado de leer, eso si, “Sangre Vagabunda” cerrando así la trilogía americana de James Ellroy. De los tres, me quedo con “Seis de los grandes” (acción trepidante, ritmo endiablado, información torrencial...) pero el conjunto es monumental.


Ahora se adivina un pequeño remanso de tranquilidad. Sé que será breve y que tras la próxima curva descubriré unos rápidos. Aprovecharé para tomar aire antes de que llegue a ellos.

01 septiembre 2014

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 30 de septiembre de 2014

Vacaciones, día 23 (y último)


Esto se acaba. Mañana toca volver a trabajar.


Últimas horas de vacaciones para poner un poco de orden en casa, para visionar las dos últimas películas de la saga Star Wars y para lamentarnos de lo rápido que han pasado estos 23 días. Un último paseo nocturno por el barrio sirve de despedida definitiva. Oscurece más pronto, el verano también se acerca a su final.

Hora de cerrar el diario de estas vacaciones... y de empezar a esperar las siguientes.


31 agosto 2014

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 30 de agosto de 2014

Vacaciones, días 18 a 22

Vuel ve el sol y, con él, la rutina vacacional. Días de playa, Little Odessa, paseos, comidas y cenas con amigos (en casa de Núria y David, en el Nautic de Sant Feliu, en el Pi de Sant Pol…

El final se acerca y el primer aviso es el regreso a Barcelona. Tras la sesión de playa recogemos la casa, preparamos una comida de restos por fin de temporada y deshacemos el camino que hicimos hace 21 días.


Por la noche nos reencontramos con los amigos en casa de Laura y Víctor para celebrar los 40 de Laura. Mañana es el último día de vacaciones. Duele.


26 agosto 2014

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 25 de agosto de 2014

Vacaciones, días 13 al 17

La meteorología – léase “un verano de mierda” – anda enredando nuestra rutina habitual. Lluvias, nubes y frío no congenian con playa, chiringuito y cervecita.

Comidas y cenas con familia y amigos ayudan a mitigar el cabreo creciente.

 Pese a las condiciones adversas, aprovechamos cada resquicio de sol para intentar recuperar la rutina y miramos, con más interés que nunca – e intentando no desconectar en los tres primeros segundos – el espacio del tiempo de los informativos. Dicen que mañana mejora. 


21 agosto 2014

DIARIO DE UN OCIOSO
Miércoles, 20 de agosto de 2014

Vacaciones. Días 10, 11 y 12

Playa, paseos y lectura. Un año más de vacaciones en S’Agaró. Las actividades son pocas y reposadas.

Martes. Nos reencontramos con Xavi y Núria en Platja d’Aro. Han pasado 3 años desde la última vez que nos sentamos alrededor de una mesa y, hoy, somos 2 más. Sentados a la mesa de Can Viart (Platja d’Aro) nos dejamos sorprender por lo rápido que ha pasado el tiempo y hacemos propósito de enmienda. La próxima vez no dejaremos que pase tanto tiempo.

He leído “Nos vemos allá arriba” de Pierre Lemaitre. Ambientada en la Francia posterior a la Primera Guerra Mundial, la novela es una pequeña delicia que me ha encantado leer. La regalaré y recomendaré mucho.

Y hoy cumplo 46 años. Lo celebramos con María José en el Nautic de Sant Feliu de Guixols y después cenando en casa de Joanma y Marta con Albert, María, Laura y Esther (que mañana también celebra su cumpleaños).


18 agosto 2014

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 17 de agosto de 2014

Vacaciones, días 1 al 9

Llevamos una semana instalados en S’Agaró. Siete días dan para mucho, casi todo bueno. Asumidas las rutinas que hemos perfeccionado año tras año (playa a primera hora de la mañana para que Cass juegue, desayuno en el balcón, baño en La Conca, cervecita en Little Odessa, aperitivos, siestas, lectura...) sólo queda anotar en la parte negativa la nula conectividad. Hacer una llamada no siempre es fácil, recibir un correo resulta una quimera y colgar una foto en instagram todo un éxito. Convertidos en náufragos, vamos recogiendo claves de wifis ajenos para poder navegar en condiciones.¡Que difícil es estar sin una conexión decente!

Hacer una crónica de nuestra estancia en este paraíso particular, sería harto aburrido (debido, en parte, a las rutinas ya mencionadas que convierten nuestros días en pequeños clones con minúsculas mutaciones. Es por ello que sólo destacaré algunas de las cosas que han pasado estos últimos siete días.

He leído el “Mars del Carib” de Sergi Pons Codina, un libro ideal para empezar – o acabar – el verano. “Mars del Carib” es el nombre de un bar de Sant Andreu que se convierte en el punto de encuentro de una serie de inadaptados que navegan entre la pequeña delincuencia y los paraísos artificiales que las sustancias – legales e ilegales – les proporcionan. Tremendamente divertida, “Mars del Carib” es una novela que camina entre la picaresca y el retrato sociológico en clave de humor. Le debo las primeras carcajadas del verano.

En Sant Feliu de Guixols, el Atzavara Club organiza – desde hace 20 años y en quince ediciones– el “Sant Feliu Fest.”, un festival de pequeño formato hecho con pasión y ganas de pasarlo bien. En el patio del antiguo matadero me encuentro con Jordi R y con Núria – María José vendrá más tarde – para disfrutar de una tarde de rock y de cerveza.
La tarde empieza con el incendiario country punk de los Th’ Booty Hunters, continua con el sonido rotundo de Black Islands, se rompe con el hardcore salvaje de KLS y con la explosividad del directo de Giganto. El directo de Biscuit me recuerda el mucho tiempo que llevo escuchándolos (y cada vez mejoran ) y acaba la noche con el directo, siempre sorprendente, de Za. ¡Genial! Si puedo, el año que viene, vuelvo.

Aquí no hay tanto tiempo para la tele. Pese a eso siempre hay tiempo para continuar el visionado de la saga Star Wars y para nuevas series. Hemos empezado a disfrutar de House of Cards, un reverso – dejadme utilizarlo - oscuro de El Ala Oeste de la Casa Blanca que nos está gustando mucho.

El padle surf es un invento del diablo. David intento enseñarnos y casi consigue asesinarme. Tras dejarme las rodillas en la tabla y tragarme medio Mediterráneo en cada una de mis caídas, he decidido que esto no es lo mío. Lo volveré a intentar e igual consigo ponerme de pie... o ahogarme.


Ahora intentaré colgar este diario. Si lo estás leyendo es que lo he conseguido.


08 agosto 2014

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 08 de agosto de 2014

Sigo trabajando. El teléfono suena poco y los mails llegan con cuentagotas. No soy el único… pero lo parece.

Pone banda sonora a mi semana “Revenge”, el primer disco – casero, pero primero – de Jordi P. Su Brownie me obliga a recuperar viejos hits en youtube.


Y hoy, por suerte, es EL VIERNES.