23 noviembre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
jueves, 23 de noviembre de 2017

Noviembre. En el metro veo las primeras bolsas con motivos navideños. Sigo sin mucho tiempo y el que tengo, lo dedico al descanso. También a leer (he leído “La Fada Negra” de Xavier Theros, mejor como crónica histórica que como novela) y a recuperar fuerzas con la ayuda de amigos (en casa de Laura y Víctor con Jordi P., María, David, Iola, Mariona, Quim y Toni), en Graceland (con Marta, JoanMa, Albert, Esther, María y Laura) o en el Mirador de Sant Just con María José (gastándonos un viejo regalo de Lidu).


Y si no aparezco más por aquí… es que no hay mucho más que contar.

08 noviembre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Miércoles, 8 de noviembre de 2017


De nuevo días sin escribir, de nuevo crónica apresurada y poco exhaustiva. Seguimos sobreviviendo en un mar tempestuoso gracias a las barbacoas con amigos (con Víctor, Antonia, Gui, Rita, Jordi R, Núria i Elna), a la nueva barbacoa que funciona muy bien, a la lectura (he leído “La voz de los muertos” de Orson Scott Card -fantástica, seguiré con la saga de Ender- y algunos cómics - avanzo poco a poco con el “Cronicas de Jerusalen” de Guy Delisle que alterno con el “36-39 Malos tiempos” de Carlos Giménez -), a una oportuna escapada a S’Agaró (con mucha lluvia, mañanas de playa, una cena con Marta Y JoanMa, paseos con Cass y buenos ratos con la mejor compañía), a un festivo que sentó de maravilla, a la exposición retrospectiva (imprescindible) de Lita Cabellut en la Vila-Casas, a una celebración en familia, a la barba que se ha vuelto a dejar mi tío Hernán... y, sobre todo, a todos los buenos momentos en compañía de María José que siempre está allí para ayudarme a recargar las pilas.


23 octubre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 23 de octubre de 2017

Y ya ha pasado otra semana. Por primera vez en muchos años, he renunciado al Primavera Club. Y he cambiado muchos conciertos, descubrimientos musicales, rock, malas cenas y muchas cervezas, por tranquilidad, comidas familiares y bastante sofá.


La batería se ha cargado un poco. Lo suficiente para encarar otra semana de trabajo.

16 octubre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 16 de octubre de 2017

En el centro de un huracán, el ojo es un territorio de calma rodeado de caos y destrucción. En pleno huracán particular, descubrimos un pequeño fragmento de paz en S’Agaró. Escapada de desayunos en el Hotel Sant Pol con ruido de olas de fondo, salidas de sol en la playa, juego con Cass, ratos de lectura frente al mar, una cena con Marta y JoanMa en Pals, sensación de vacaciones, una comida en Vall-Repós con Toni, un gin-tonic decorado con el azul del mar, calma en compañía de María José, desconexión, relax…



Por el camino he leído “Patria” de Fernando Aramburu. Es excelente, pero me ha costado leerlo por los acontecimientos de los últimos días y por mi miedo a las consecuencias que, debido a la incapacidad de los políticos que hemos votado (todos, sin excepción), se derivaran en el futuro. En ese futuro, culparemos a los políticos de los males que todavía nos han de golpear. Pero también son culpables los medios de comunicación (creo que sin excepción, y si me equivoco, disculpadme, no os he leído) y también todos aquellos de nosotros que – lejos de buscar soluciones – hemos alimentado al monstruo con nuestros mensajes, nuestras comparticiones en redes sociales y nuestra inconsciencia.

Me enfrento esta semana a un nuevo Tourmalet. El último de la temporada – pensaba -. Ahora sé que me equivocaba.


13 octubre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 9 de octubre de 2017

A mi Everest laboral, le han añadido - las últimas semanas - una situación política extremadamente tensa. No hay momentos de relax y, lo que más se le parece, está contaminado de malestar y preocupación.

Ante este panorama, la música es balsámica. Sábado. María José alega alergia al Liceo y Elena me acompaña al estreno de Un ballo in maschera. Desconexión total del trabajo y del entorno.
Domingo. En el Teatrino del Conservatori del Liceu, Amics de La Rambla organiza, dentro del programa de la Festa del Roser, un concierto de Enric Montefusco. Conciertazo. Sin lugar a dudas, uno de los conciertos del año. Canciones de su primer trabajo en solitario - Meridiana -, hits de Standstill y una versión de Albert Pla. Gracias .

03 octubre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Martes, 3 de octubre de 2017

Estoy a punto de acabar de leer “El Juego de Ender” de Orson Scott Card cuando me llega el aviso de la Biblioteca diciéndome que ya tengo disponible el “Patria” de Fernando Aramburu. Es una casualidad que llegue ahora. Y leerlo, me duele.

Y me duele porque la realidad, tozuda, confirma lo que la historia – siempre denostada en este país (sea cual sea para el que lea esto) – nos tendría que haber enseñado.

El domingo vi como los cuerpos policiales (dejando de ser fuerzas del orden) golpeaban a gente que – en el peor de los casos – ejercía resistencia pacífica. Muchos, simplemente estaban allí. Y los golpeaba con saña, buscando hacer daño, mellar la resistencia y provocar reacciones de rabia que justificaran su violenta actuación. Entre los golpeados había gente mayor, gente muy joven... seguramente la planificación indicaba que objetivos eran los que respondían mejor a sus intereses. Entre los golpeados también había un amigo.

Mi amigo es un buen tipo. Cabezón. Pero estoy seguro que no se merecía el palo (sólo fue uno y está perfectamente) que se llevó. Estoy convencido que tampoco se lo merecía ninguna de las personas que fueron heridas, contusionadas, golpeadas (poned vosotros el matiz que queráis. A mí, me da igual).

Desde entonces he asistido al despliegue de mentiras que han hecho los representantes del gobierno – contando con el apoyo de los palmeros de los medios propios (entre los que se cuenta una televisión pública) -. Han minimizado la gravedad de la actuación policial, han hablado de proporcionalidad, han dibujado un escenario de manifestantes violentos que justifica la salvaje actuación que, según ellos, no existió…

Y, a causa de todo esto, la distancia se ensancha. Las heridas se hacen profundas y empiezan a escocer con la sal que le echan los malos políticos, la prensa afín, los desinformados y los desalmados. Y mi paisaje – me gustaría creer que yo no tengo patria – se acerca cada vez más a la Patria que me explica Aramburu.

25 septiembre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 25 de septiembre de 2017

Veo que he recuperado el viejo hábito de acumular experiencias y no contarlas por aquí. Me excusaré en el trabajo y en la que está cayendo. Y  vosotros me perdonareis, o no… pero en todo caso, será vuestro problema.

Una tarde. Vamos a casa de Mar en Altafulla. Sus vecinos le han prohibido usar una barbacoa fantástica y nos la regala. También nos prepara merienda. Y nos deja a Lala para dar un paseo con perro junto al mar.

Después de diez años y con algunos agujeros en el fuselaje que le vaticinaban una próxima jubilación, abandono la vieja barbacoa junto al contenedor. Dos minutos después paso por delante del contenedor con Cass y ya no está. Espero que alguien le pueda dar todavía algo de vida.
Estrenamos la barbacoa comiendo con Pablo, Elena y Víctor. La volvemos a utilizar, al día siguiente, con Toni. Funciona bien. Me gusta mucho. Gracias.

Leo “Esperant Mister Bojangles” de Olivier Bourdeaut por recomendación de María José y Marta. Me gusta.


Trabajo mucho y, cuando llego a casa, sólo quiero descansar. Intento hacer algo de deporte y me lesiono después de los primeros días.