03 julio 2015

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 3 de julio de 2015

En el Teatre Poliorama vemos “El discurso del rey”. Sólo por la actuación de Adrian Lastra ya merece la pena acercarse al teatro para recuperar la historia de Jorge VI. No obstante, al montaje dirigido por Magüi Mira le falta garra y no acaba de cuajar quizá lastrado por una duración excesiva para una obra que tenemos demasiado fresca en la memoria. Sobran algunas escenas que desvían la atención sin aportar nada a la historia y – en mi opinión – no todos los actores/actrices brillan al mismo nivel. Pese a todo, “El discurso del rey” se deja ver y es una oportunidad única – el Poliorama lo está haciendo estas últimas temporadas – para ver teatro “madrileño” en Barcelona. Y siempre se agradece ver que se haciendo en Madrid y el trabajo de actores – para muchos de nosotros – desconocidos.


Y hoy – que, por fin, es viernes y huele a fin de semana – quedo con María José para comer en el Tandoor (Aragó, 8 08005. Barcelona Teléfono: 93 425 32 06). Samosas y currys deliciosos... y relativamente cerca de casa. Seguramente volveremos.

02 julio 2015

DIARIO DE UN OCIOSO
Jueves, 02 de julio de 2015

Las bibliotecas de Barcelona han añadido a sus servicios, la posibilidad de coger en préstamo libros electrónicos. La implantación de este sistema, que es fácil de utilizar y funciona extremadamente bien, supone un paso más en la normalización del libro electrónico y es una buena noticia para la supervivencia del mundo editorial.

El primer libro que he cogido en préstamo – ando enfrascado ya en la lectura del segundo – ha sido “Campos de amapola antes de esto” de Lolita Bosch.  Bosch propone un viaje fascinante al “¿En qué momento se jodió México” o al “Cómo hemos llegado aquí” utilizando un lenguaje poético que se mueve entre el reportaje y la narración estilizada de la realidad. Al final “Campos de amapola antes de esto” es una advertencia, un desgarrador repaso a la historia de la violencia en México que nos sirve de aviso, de prevención… que nos muestra los caminos que hemos de evitar… o que, por desgracia, sirve de oráculo de los tiempos que están por venir.

El libro enlaza con un proyecto - que también cuenta con el apoyo y coordinación de la escritora Mexicana - : “N.A.R.”.  "Nuestra Aparente Rendición” es un proyecto colaborativo construido alrededor de la paz en México. Parte del proyecto – un blog que se llama “Menos días aquí” -  es un descorazonador  y diario recuento de las muertes por violencia en México. Su función es guardar la memoria de los muertos y hacernos conscientes de la magnitud del problema, de cómo la violencia se ha adueñado del día a día de una sociedad. En un recuento hecho a finales de junio, decían que en poco menos de cinco años (desde el 12 de septiembre de 2010) habían contado 56.334 víctimas de la violencia en México. 

29 junio 2015

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 29 de junio de 2015

Después de muchos fines de semana llenos de actividades, tocaba relajarse un poco, disfrutar de Graceland y no cansarse mucho.

Hace calor y el desayuno en el patio – el fin de semana con prensa del día – se alarga más de lo habitual. Y después empiezan las perezas, los ratos de lectura, las siestas a destiempo y las partidas a diversos juegos que consumen de manera abusiva mi tiempo. Y llega la hora de comer, y luego la siesta, las series, el aire acondicionado y los paseos cortos con Cass (hace demasiado calor y cuando llega al final de la calle ya quiere volver a casa). Cena... más series y a intentar dormir si el calor lo permite. Y a este ritmo infernal, dos días.

Ha habido tiempo para una segunda visita al This & That Co. (Amadeu Torner, 41. L'Hospitalet de Llobregat) que ha confirmado las impresiones que tuvimos el primer día. Esta vez en la terraza – recién inaugurada – disfrutamos de sus deliciosas tapas.

También ha habido tiempo para una sesión matinal de cine – por segunda vez este año (preocupante)-. Vemos la prescindible, pero muy entretenida, Jurasic World.


Las series que nos han acompañado esta temporada, van llegando poco a poco a su fin. Es hora de buscar nuevas compañeras de sofá. Wayward Pines es una de las primeras. Por suerte no tenemos todos los episodios. No habríamos dormido hoy.

25 junio 2015

DIARIO DE UN OCIOSO
Jueves, 25 de junio de 2015

Verano. Días de comidas familiares y cenas con amigos. Primeros desayunos en el patio de Graceland. Buen tiempo y calor soportable. Las vacaciones como objetivo y el tiempo justo para hacer todo lo que tengo pendiente.


El pasado Sant Jordi Fermín me regaló un libro que ha editado. “Cinta Americana” es una recopilación de los escritos que Dennis Noyes ha publicado con ese título en diversas publicaciones especializadas en motociclismo. Como el motociclismo no se halla entre mis principales aficiones (aunque recuerde con cierta nostalgia una visita al circuito de Montjuïc con motivo de las 24 horas y las carreras de Ángel Nieto los domingos en televisión española) retrasé un poco la lectura hasta que me animé. 

“Cinta americana” habla de motos (he de confesar que me he perdido en un par de artículos ante el alud de nombres de motoristas, circuitos, carreras y temporadas), pero también – y esto es lo que lo hace interesante – habla de muchas otras cosas. Intrigas, historias, curiosidades y anécdotas del mundillo de la moto se mezclan con la biografía del autor, viajes y anécdotas vitales, todo servido con un estilo ágil y divertido. Lo he pasado bien leyéndolo y seguro que es una pequeña maravilla para todos los aficionados a las motos.

Las visitas al gimnasio se han repetido. De momento sigo entero.

21 junio 2015

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 21 de junio de 2015

Última jornada del Sónar de este año, las fuerzas ya están justas. Empiezo con El Niño de Elche vs. Los Voluble que se arrancan con una declaración de principios dedicándole el espectáculo a Guillermo Zapata. El Niño de Elche me deslumbró hace unas semanas cuando apareció en la actuación de Rocío Márquez en el Primavera Sound y se convirtió en uno de mis imprescindibles (habían pocos) en el cartel del Sónar. Y las expectativas creadas no se vieron defraudadas ayer. El Niño de Elche, acompañado por los Dj/vj Los Voluble, el guitarrista Raul Cantizano  y  Pablo Peña (Pony Bravo, Fiera) montó una “raverdial” (mezcla de rave y del flamenco tradicional de los Verdiales) intensa y cautivadora: música electrónica, flamenco, humor, recitados, crítica social, guitarra flamenca, posicionamientos políticos, experimentación, tradición reinterpretada, fiesta, modernidad, ranciedad, desfase y duende… “raver is the last man”. Sin lugar a dudas, mi concierto del Sónar 2015.


Con el trabajo ya hecho es hora de hacerse con una cerveza, encontrarse con Jordi P. y disfrutar del ambiente.

En el SonarHall (ese escenario en el que esperas que tras la cortina aparezca el enano bailarín de Twin Peaks) Evian Christ ofrece una actuación espectacular en la que los efectos visuales comparten protagonismo con la música.


Vuelta a casa y descanso antes de enfrentarme a la última sesión de noche.

Cuando llego al recinto del Sónar (caminando, como estos últimos años) Duran Duran están acabando su actuación, una especie de Karaoke gigantesco con la participación de un público entre nostálgico y desconcertado. El SonarCar es un escenario pequeño (situado junto a los imprescindibles autosdechoque) donde una actuación de Camela no desentonaría. Nunca hay demasiada gente y las fiestas que se organizan son notorias. Ayer disfruté con las actuaciones de dos Dj: por un lado Will Blake, impecable y tremendamente bailable y por otro Southern Hospitality que ofreció una selección de hip hop fiestero muy divertida.  Y antes del último concierto de la noche, tengo tiempo de ver parte del show de Flying Lotus.

Tras escucharlos en el “Hoy empieza todo” de Radio 3, tenía ganas de escuchar y ver a los PXXR Gvng. Y, aunque me hicieron reír y lo pasé muy bien, me decepcionó un poco un directo poco trabajado que sólo pudo convencer a conversos. Creo que no aprovecharon la plataforma para abrirse a nuevos públicos que supone uno de los mejores festivales a nivel mundial. Espero que mejoren y consigan acercarse en los directos al sonido que reflejan sus grabaciones.



Cierro una nueva edición del Sónar pronto mientras la fiesta aún continuará hasta que salga el sol. Paseando entre latas y botellas abandonadas por el público antes de entrar al recinto del Festival, pienso que han sido tres días intensos de descubrimientos musicales, buenos conciertos, organización impecable y buen ambiente. Me gustará volver el año que viene.

20 junio 2015

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 20 de junio de 2015

Empiezo el día – como contaba ya ayer – con mi primera visita al gimnasio en muchos años. Rodeado de extraños aparatos de uso incierto y aspecto amenazador, ando muy perdido. Por suerte es muy pronto y mi perplejidad pasa desapercibida para los habituales. María José acude en mi ayuda y me dirige hacia una máquina llena de botones y mecanismos. Subir y empezar a hacer ejercicio es ya para mí un extenuante ejercicio.

Sin embargo – y contra todo pronóstico – consigo hacerme con la maquina (o la máquina se hace conmigo) y, sin pena ni gloria, consigo mi objetivo (salir sin un rasguño de la experiencia).

Tras tareas de intendencia doméstica – largamente abandonada  por trabajo y por pereza -, como con María José en el Japonés de la puerta de al lado y me acerco al recinto del Sónar día. Mucha más gente que ayer – por desgracia muchos de ellos sin camiseta -, felicidad en el ambiente, mucho sol y calor. Lo de Vessel es una agresión que, como primer plato, cuesta digerir. En otro momento seguro que los disfrutaré, pero a estas horas y con los nigiris todavía en el estómago, necesito algo más suave.

Me lo ofrece Owen Pallett que, a pleno sol y armado con un violín, ofrece un concierto que destila talento a medio camino entre el pop de autor y  la electrónica. Ya preparado para sonidos menos fáciles, me encierro en el SonarComplex para escuchar a KTL. Sorprendentemente adictivos pese a que no son fáciles.

Llega la noche. Cena con María José en el Cañete Mantel. Ambiente de restaurante viejuno, una mesa agradable, buena comida (hicimos un completo menú de tapas) y la mejor de las compañías para celebrar una cena de hace 25 años en un restaurante ya desaparecido hace mucho (quizá, precisamente por eso, el recuerdo permanece sin interferencias ni ruidos).

Remato el día (de hecho ya es sábado) con un conciertazo de Die Antwoord. Poligoneros, sucios, musicalmente previsibles… grandiosos en directo. Los disfruté hace un par de años y no quería perdérmelos. Su directo se ha pulido y han cambiado un poco de salvajismo por trucos escénicos que funcionan como un cañón. Nada que objetar, el escenario principal del Sónar noche – muy lleno para verlos – vibró y bailó desde el primer al último tema de un concierto memorable.  



Queda mucho por ver y escuchar… pero el día ha sido muy intenso y es hora de volver a casa. 


19 junio 2015

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 06 de junio de 2015

Hoy hace veinticinco años que María José y yo decidimos que hacer este viaje juntos podía ser divertido. Y lo está siendo mucho.



Lo celebramos levantándonos a las seis para ir a nuestro nuevo gimnasio. De la experiencia – no tan traumática como algún desalmado puede pensar – de mi primera visita a un gimnasio en muchos años ya hablaremos otro día.

Jueves. Las mejores horas para disfrutar del Sónar siempre son las primeras. El Festival arranca perezosamente, hay poca gente y apetece pasear descubriendo las novedades que este año no son pocas. El Sónar +D poco a poco gana peso específico y tamaño. Una de las principales novedades es la implementación de un nuevo sistema de pago (una pulsera recargable cuyo uso resulta extremadamente cómodo y funcional).

Hora de descubrir las maravillas tecnológicas que se presentan en el Sónar +D, de embobarse en el montaje RGB / CMY Kinetic que Art + COM presentan en Sónar Planta gracias a la Fundació Sorigue, de hacerse con las primeras (y caras) cervezas y de deambular por los escenarios en busca de algo que destaque y me lo haga pasar bien.

Primera parada en la oscura sala del Sónar Complex para ver el espectacular montaje de Exotèric Continent. Continuo con el primer conciertazo del festival de la mano de Jupiter Lion que, a medio camino de la electrónica y el rock, nos lo hacen pasar muy bien. Recupero fuerzas con un bocadillo (de butifarra con kimchi) del Yango y acabo mi primera jornada del Sónar día en el escenario de la Red Bull Academy viendo a Courtesy y La Mvuerte.



Tras un paréntesis laboral, vuelvo a la carga por la noche después de cenar con María José. Encontrar a Jordi P. en un concierto no es muy difícil. Son muchos años y muchos conciertos y ubicarlo no es una tarea compleja. Nada más entrar, lo encuentro en su lugar habitual y, juntos, vemos el eficiente directo de The Chemical Brothers. Con el soporte de unos espectaculares audiovisuales, el nuevo show de The Chemical Brothers – con el que ayer empezaban gira mundial – es impresionante. El sábado repiten.