23 agosto 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 7 de Agosto de 2016
Vacaciones, día 2

No cuesta nada hacerse con las rutinas ya aprendidas. Sin que suene el despertador, a las 7 y pocos minutos ya estamos en Sant Pol tirándole pelotas a Cass. El paseo por la playa es agradable y, aunque no nos encontramos a todos los paseantes habituales  de años anteriores,  si que saludamos a alguno de ellos con la alegría del reencuentro. Compramos el pan y el diario y desayunamos en el balcón.

Vuelta a la playa, hoy más llena de lo habitual, primer baño y primera cervecita en el chiringuito. La sensación de vacaciones es total.

Aperitivo, comida, siesta y tiempo para compartir con los amigos. Primero en casa de Marta y JoanMa -que ataca con pacharán- y después en el Sunset Boat de S'Agaró con Iola, David, Ona y Martí. Volvemos a casa cansados pero felices tras un primer día en S'Agaró fantástico.

22 agosto 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 6 de Agosto de 2016
Vacaciones, día 1

Empiezo el relato de las vacaciones con la intención de escribir cada día. Se que no lo haré. La pereza y la falta de historias realmente interesantes, no yo, tendrán la culpa. La falta de una adecuada estructura tecnológica añadirá un desfase temporal a mis crónicas. Cuando leas esto quizá yo ya esté de nuevo inmerso en la rutina laboral. Intentaré, no obstante, reflejar el ritmo de escritura en su posterior publicación.

El día empieza como cualquier otro sábado pero hay algo especial en él. Tres semanas de descanso avalan esta sensación. Salgo a pasear con Cass, compro los periódicos y los leo, desayunando en el patio con María José. Nada parece fuera de lugar en la rutina de un sábado cualquiera en Graceland... Pero tras el desayuno, todo empieza a cambiar: cargo la música que nos acompañará en nuestros desplazamientos en coche, preparo algunas bolsas, programo el riego en el patio... Miles de pequeñas preparaciones, compartidas con María José, nos ayudan a preparar las vacaciones. Empieza a anochecer cuando salimos con destino a S'Agaró.

León Benavente, Izal, Damian Rice, La Buena Vida, Cooper, Rufus Wainwright, Le Mans, Marc Parrot, Zenet, Egon Soda... Viaje tranquilo. Tras descargar las maletas, vamos a cenar a El Pi de Sant Pol. Han empezado las vacaciones.

06 agosto 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 05 de agosto de 2016

Los días pasan lentos. Mañanas de trabajo más intenso de lo esperado y tardes de relax oscurecidas por una nube de incerteza que finalmente se ha disipado sin dejar demasiado rastro.

Y llega el viernes. Cierro la puerta del trabajo y celebro que no volveré a abrirla en unos días con una comida con María José en el Oaxaca (Pla de Palau, 19. Barcelona Teléfono: 93 319 00 64). Servicio muy amable y un menú de degustación delicioso sirven como marco para despedirme de una temporada laboral intensa.

Y ahora tengo tres semanas para llenar de sentido el nombre de este diario.

31 julio 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 31 de julio de 2016

Ante una posibilidad de huida de la ciudad, no lo dudamos. Marta y Joanma nos la ofrecen y, pocas horas después de la propuesta, ya estamos en Bell-LLoc. Descanso, risas, pacharán, piscina, perro en la piscina, comidas con amigos, una cena de fiesta mayor con bocadillo triste… vacaciones cortas e intensas para afrontar una nueva semana.

Y vuelta al trabajo. Con más trabajo del esperado, sorpresas y cambios. La semana pasa cada vez más lenta.

Se acaba julio. Por la mañana, en los pasillos del metro, hay menos gente. Y a partir de mañana aún se notarán más las ausencias. Pese a que los veranos en la ciudad ya no son lo que hace unos años, todavía se nota el éxodo vacacional en Barcelona. Los lugareños son sustituidos por veraneantes venidos de todas partes, pero sus ritmos y horarios los delatan y los convierten en incómodos obstáculos que hay que sortear.

Viernes. Cena de quesos en el patio de Graceland con Toni y Mariona. En la ciudad también es posible dibujar una buena noche de verano.

Sábado. Maratón de Bourne para preparar el visionado de la nueva película que estrenaron ayer.

Domingo. Después de ir a un centro comercial abierto en domingo, vamos al Centre d’Art Tecla Sala para ver la exposición “Col·lecció Bassat. Art Contemporani de Catalunya 1940-1979”. El contraste entre el centro comercial y la sala de exposiciones es desolador. El centro comercial está totalmente lleno, en la sala de exposiciones sólo nos cruzamos con los vigilantes y con un adulto acompañado de una niña. Y es una lástima porqué la colección de arte contemporáneo – en su mayoría de autores catalanes – de Lluís Bassat es impresionante tanto por la calidad de las obras expuestas como por los nombres que las firman: Picasso, Miró, Tàpies, Saura, Millares, Guinovart, Brotat, Rafols-Casamada, Serra de Rivera, Subirats, Cuixart, Tharrats, Vilacasas… y muchos otros. No hay que perdérsela (se puede visitar gratuitamente hasta el 2 de octubre.

22 julio 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 22 de julio de 2016

Hace años que la tradicional barbacoa en casa de Kris y Tony no es una barbacoa. La fecha y la prevención de incendios dejaron sin sentido el nombre que, sin embargo, sigue teniendo una reunión – casi familiar – que este año ha llegado a su undécima edición y que apetece siempre mucho. Los años pasan rápido y sólo el crecimiento de las niñas nos permite ver como pasan. Acabamos, como siempre, con una sesión fotográfica que también es tradición y con muchos abrazos.

Leo el “Un hombre enamorado” de Karl Ove Knausgard. La segunda parte de “Mi lucha” no sorprende – por suerte -. Brillante en la descripción de lo cotidiano, tremendamente despiadado al mirar hacia el interior... leer a Knausgard fascina a la vez que provoca cierta sensación de estar entrando en terrenos demasiado personales. Ahora se impone una pausa antes de acometer “La isla de la infancia”. No hay prisa. En castellano se acaba de publicar la cuarta entrega y aún hay dos pendientes de traducción.

En el Arts Santa Mònica visito Black is Beltza. Black is Beltza es una exposición en torno al cómic
de Fermín Muguruza, Harkaitz Cano y Jorge Alderete y nos muestra el proceso de construcción de la novela gráfica. La exposición – que ha ido acompañada de un montón de actividades, entre ellas grabaciones y conciertos con músicos de diversos orígenes – es excelente: fotografías, recortes de periódico, dibujos preparatorios, guiones, la banda sonora... al salir me compro la novela gráfica que me gusta, pero menos (el guión es justo y el ritmo de la narración visual no fluye como debería). Pese a todo me dejo llevar por la banda sonora, por los creativos dibujos y por la excelente ambientación y disfruto leyéndolo.

Cuento los días que faltan para las vacaciones y no me salen las cuentas. Hace un par de días, en una comida de trabajo con personas de diferentes empresas, comentamos lo largo que se está haciendo este mes de julio. Era una sensación compartida. O este curso ha sido especialmente duro o cada vez va a peor. Me temo que la respuesta correcta es la segunda.

Al publicar la entrada constato que se me olvidó el aniversario de este blog (ha sido un julio de pereza y no he pasado demasiado por aquí). El 11 de julio cumplimos trece años juntos, tampoco este año lo celebraremos.



17 julio 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 17 de julio de 2016

Ha vuelto “el que grita”. “El que grita” es un vecino que, siempre por la noche y sin un horario fijo, rompe la noche con un grito. Suponemos – por el tono del grito – que se trata de un hombre, pero no lo podemos asegurar, podría ser “la que grita”. Lo que es inmutable es el número de gritos (uno o dos como mucho) y la capacidad pulmonar del emisor (constatable por el considerable volumen al que el grito es emitido). Naturalmente, su grito es mucho más evidente en verano ya que dormimos con la ventana abierta, pero no descartamos que su carácter no esté limitado por la estacionalidad.

Digo que “ha vuelto el que grita” debido a que el año pasado – y quizá el anterior – no escuchamos sus gritos nocturnos. No sabemos si sus gritos son de angustia o de alegría, si son el reflejo de una necesidad vital o si responden a una extraña liturgia religiosa desconocida por este barrio, podrían ser de dolor o de placer (lo que demostraría una regularidad amatoria notable del que grita), quizá son un ritual de saludo a la luna o un símbolo de locura… pero lo que es cierto es que los echábamos de menos y que siempre son acogidos con una sonrisa.

Y la vida sigue mientras se acercan las vacaciones a paso extremadamente lento. Pongo pausa a la semana con una comida en la Braseria Nicasio de Sant Boi con Toni y Oscar. Buenísima carne a la brasa, cervezas, muchas risas y “pablazo” notable de Toni. Lo dejamos con ganas de repetir. Poco más que destacar… el ritmo ha bajado mucho, quizá es el calor… pero quizá son las baterías bajas.

11 julio 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 10 de julio de 2016

Hoy no escribiré mucho. Lo atribuiré al tremendo calor que estamos sufriendo y a las noches de insomnio y sudor... pero realmente la causa es más simple y personal: pereza.

Fin de semana de aire acondicionado, series y pocas actividades en el exterior (al final preferimos una divertida cena en casa de Isi y Maru al concierto de Sr. Chinarro en el Petit Format) . Las vacaciones están cada vez más cerca pero parecen no llegar nunca.