31 diciembre 2016

Un año más, aquí tenéis el habitual balance poco riguroso del año.

…Resumen inútil del 2016

Perros en casa: 1 (Cass que ayer cumplió once años)
Libros leídos: 24
Cómics: 4. Marcando un mínimo que remontará en 2017
Comidas/cenas en casa ajena: 26 (la mayoría en casa de mis padres, aunque Marta y JoanMa no han quedado lejos en la categoría de familia de acogida).
Comidas/cenas en Graceland: 15 (Pese a nuestra voluntad de acoger, seguimos estando lejos de las marcas de antaño).
Cine: 2 (Por segundo año consecutivo, marcamos mínimos históricos).
Teatro/otros espectáculos: 12 (Lo mejor: “El curiós incident del gos a mitjanit”).
Conciertos: 47 (5 festivales: let’s festival, primavera sound, altaveu, sonar, y primavera club). Los mejores en el apartado nacional:  El Niño de Elche (que la volvió a liar en el Sónar), Cooper en Apolo y Maika Makowsky en el Altaveu.  Me gustó ver por primera vez, aunque sea con mucho retraso, a Brian Wilson y a Mar Otra Vez. En el apartado internacional disfruté con Rufus Wainwright, Operators y Dinosaur Jr.
Maquinas de marcianitos: 3 y una sinfonola que, por fin, funciona
Viajecitos: En bus y en metro muchos…. Al extranjero, ninguno.
Días en S’Agaro: 25
Exposiciones visitadas: 12
Series que hemos seguido este año: Pese a una disminución notable en el último tramo del año, el número de horas consumidas ante el televisor es notable: Fargo, Big Bang Theory, Arrow, Minority report, CSI Cyber, Transparent, Blindspot, Justified, The Good Wife, Modern family, Into the Badlands, The Last Kingdom, The Strain, The Player, The Magicians, Jane de Virgin, Expediente X, Scorpion, Shameless, The Corner, Ash vs. Evil Dead, Marvel Agents of Shield, The Night Manager, El Ministerio del Tiempo, The Closer, Daredevil, Mr. Robot, Stranger Things, The Walking Dead, Lucky Man, Frasier, Abierto hasta el Amanecer y The Black List

Documentales musicales en el sótano de Graceland: 2  (“A band called Death” y “The Punk Singer”) y una excursión al In-Edit para ver “Omega”. Espero poder retomar este año el ritmo habitual de proyecciones.

“EL QUE HEM LLEGIT”

Resumen de un año de lecturas

1. EL LIBRO DEL AÑO: Sin lugar a dudas: “Manual para mujeres de la limpieza” de Lucia Berlín. En el apartado nacional destaco “Marley  estaba muerto” de Carlos Zanón

2. VUELVE HARRY POTTER: “Harry Potter y el legado maldito” de JK Rowling, John Tiffany y Jack Thorne

3. CLÁSICOS: “El mundo de ayer” de Stefan Zweig” y “Gracias Jeeves” de P.G. Wodehouse

4. ENSAYOS: “Oro blanco” de Edmund de Waal

5. ME HAN GUSTADO MUCHO: “Me llamo Lucy Barton” de Elisabeth Strout, “Las Chicas” de Emma Cline, “Blonde” de Joyce Carol Oates, “Francamente Frank” de Richard Ford y  “La muerte del Padre” y “Un hombre enamorado”de Karl Ove Knausgard

6. BEST SELLERS: “Fuego blanco” y “El Laberinto Azul” de Douglas Preston y Lincoln Child.

7. DIVERTIDOS: “Jambalaia” de Albert Forns, “Como se hizo la guerra de los zombies” de Alexander Henon y “La vida sexual de las gemelas siamesas” de Irvine Welsh.

8. TAMBIEN ME HAN GUSTADO: “Mediterráneos” de Rafael Chirbes, “La nochevieja de Montalbano” de Andrea Camilleri “ Vae Victus” de Albert Sanchez Piñol, “El prisionero del Cielo” de Carlos Ruiz Zafón, “No llames a casa” de Carlos Zanón y “Yeruldelgger. Muertos en la estepa” de Ian Manock. 


9. ME HA GUSTADO MENOS: “Reyes de Alejandría” de Jose Carlos LLop.

29 diciembre 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Jueves, 29 de diciembre de 2016

Salgo de las celebraciones familiares navideñas (Noche Buena, Navidad y Sant Esteve) en un estado lamentable. A los tradicionales empachos, añado este año una gripe generosa en síntomas y con una amplia dotación de dolores variados.

La fuerza de la familia, que también es la culpable de mi estado semi-comatoso, nos ha ayudado en estas primeras navidades sin mi padre. Lo hemos echado de menos, pero los buenos momentos han sido muchos y las risas no han dejado espacio para otras emociones.


Ahora toca recuperar fuerzas para afrontar una segunda tanda de celebraciones.

24 diciembre 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 24 de diciembre de 2016

Las últimas dos semanas, María José y yo, hemos jugado a Lady Halcón. Enfrentados a compromisos, obligaciones y actos lúdicos variados, hemos coincidido poco. Y, sin darnos cuenta, nos hemos plantado en Navidad.

Este año no hay postal de Navidad – falta de tiempo, de ganas y, sobretodo, de ideas-. Tampoco hay demasiada decoración navideña en Graceland – pereza -. Y, además, las celebraciones familiares serán extrañas sin mi padre. Pese a todo, hay ganas de celebrar estas fiestas rodeados de la gente a la que queremos. Seguro que lo pasaremos bien.

Estos últimos días, pese a la locura, conseguimos escaparnos al Poliorama para reírnos – mucho – con Paradise.  Era el día del estreno y el público – lleno de fans de los jóvenes actores – convirtió el espectáculo en una fiesta.  Está sólo tres martes más, es ligera y muy divertida.


¡Felices fiestas a todos!

19 diciembre 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 19 de diciembre de 2016

Durante las últimas semanas he pasado mucho tiempo en el barrio de mi infancia y de mi adolescencia. Pero mi Guinardó – por edad, por emplazamiento, por vivencias… no es el de Marsé. Mi Guinardó, el Guinardó que recuerdo, el que me encuentro ahora, se parece más al de Zanón.

El barrio ha cambiado. En la calle principal todavía quedan tiendas – la mayoría con usos y propietarios distintos- pero el resto está muerto. Persianas cerradas donde antes había tiendas, recuerdos en muchos rincones y gente más mayor que joven.

Me encuentro también el Guinardó de Zanón en mis lecturas. Leo “No llames a casa” y “Marley estaba muerto” durante los largos desplazamientos que me acercan o me alejan del barrio. El segundo, catorce cuentos de Navidad, también me enlaza con una Navidad que lo será menos. Son cuentos cargados de tristeza o de esperanza, duros o tiernos, realistas o extraños, salvajes a veces, reflexivos siempre. Algunos tienen un final menos ácido, todos respiran vida. Es un gustazo leer a Carlos Zanón.

Me encuentro con Jordi P. en el bar Oscar. También en el viejo barrio, también cargado de recuerdos. El propietario, y seguramente alguno de los parroquianos que se agolpan en el reducido espacio, está igual que la última vez que pasamos por aquí. Es el inicio de una noche que nos llevará a algunos espacios del pasado – el chino del mago Gang y la Torre Rosa-. Como siempre que salgo con Jordi, las viejas y las nuevas historias se mezclan entre risas y preocupaciones. Son muchas buenas noches, algunas por este barrio que ya no es el mío, pero en el que siguen habitando mis recuerdos.


Excelente “La fortuna de Sílvia” en el TNC. Buena dirección, buen ritmo y excelentes actores (con una Laura Conejero inmensa muy bien secundada por el resto del reparto). Un texto, de Josep Maria de Sagarra, que te invita a reflexionar y que  – pese a que fue escrito en el 1947 – sigue sonando tremendamente actual.

13 diciembre 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Martes, 13 de diciembre de 2016

No han sido días fáciles. La fuerza de la familia, el apoyo de los amigos, los abrazos y las palabras amables que nos habéis hecho llegar, han ayudado mucho.

También han ayudado las comidas familiares, una cena en casa de Fermín y Alena, la acogida que – en su casa de Bell-Lloch- nos hicieron Marta y JoanMa durante un largo fin de semana y que incluyó una reconfortante cena con amigos (Albert, Esther, Núria, David, María, Pau, Xavi y Laura).

Mi padre pasó mucho tiempo- durante los últimos años- leyendo, recortando y clasificando. Ahora me toca a mí sumergirme en ese trabajo ingente para recuperar aquello inteligible para nosotros. En el camino de preservar sus dibujos, sus escritos y aquello que tenga sentido para nosotros, tendré que tirar muchas cosas. Hay trabajo para meses, quizá años… y después tendremos que continuar con la infección que poco a poco fue extendiéndose a toda la casa.

Tras bastantes horas de trabajo, he conseguido despejar la mesa, instalar un ordenador y empezar a inventariar lo que encuentro. Los hallazgos provocan sonrisas de incredulidad, admiración y nostalgia. Y son tantos los hallazgos… de tanto en tanto os encontraréis alguno por aquí.

Encuentro una carpeta sepultada entre cientos de carpetas y recortes. Contiene un cementerio de publicaciones. Artículos de periódicos (El Punt/Avui, El Periódico, La Vanguardia, Ara, El País...) que cuentan las desapariciones de diferentes revistas y cómics.

En enero de 2005 moría “El Víbora” (y en abril de 2012 su fundador Josep Maria Berenguer), años después- en agosto de 2011- cerraba “Kiss”, el 5 de abril de 2009 se suspendía temporalmente la publicación de el “Pequeño País” y poco después – el 19 de abril- se anunciaba su desaparición definitiva, “Nosotros somos los muertos” también murió (lo hizo en mayo de 2007), el periódico “Público” desapareció en abril de 2012 y “Que” en junio de 2012….


Seguramente hay más artículos, pero no estaban en la misma carpeta, los encontraré en otra carpeta algún día… y os lo contaré.


01 diciembre 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Jueves, 1 de diciembre de 2016

El niño de la foto  soy yo. La foto está tomada en la época que mi madre define como “antes de que te estropearas”. Los dos adultos (mucho más jóvenes que yo ahora)  son Carmen y Tony, mis padres. En la foto falta Eli, mi hermana… pero aún tardaría unos cuantos años en llegar.


Durante algo más de 50 años, Carmen y Tony, han formado un equipo que ha conseguido grandes logros en tiempos y circunstancias que no siempre fueron fáciles. Juntos nos educaron, acertando (mucho) y equivocándose (muy poco). Con mucho sacrificio y dedicación, nos dieron todo lo que necesitamos para crecer como personas, recibiendo,  a cambio,  mucho menos de lo que se merecían. 

Soy como soy gracias a ellos. Lo bueno  lo aprendí de ellos y lo malo, que también lo hay,  lo encontré en la calle.

Ayer Tony nos dejó. Y aunque lo echaremos mucho de menos, siempre formará parte de ese equipo mágico y su ejemplo continuará haciéndonos mejores.


Et trobem molt a faltar. T’estimem molt!

28 noviembre 2016


DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 28 de noviembre de 2016

Pese a que no tengo mucho que contar, me veo obligado a revisar mi agenda para poder pergeñar un resumen medianamente aceptable de los últimos días.

En la lista del “debe”: unas cuantas obligaciones laborales, algunos problemas y preocupaciones también relacionados con el trabajo y una buena dosis de dolor propio y ajeno. Estaremos mejor. Algún día.

En la lista del “haber”: una cena con amigos en Graceland, una espectacular fiesta de cumpleaños (la de Roser... un fiestón divertidísimo), dos comidas familiares (agridulces pero necesarias), la tradicional cena de navidad de la empresa en la que trabajé a principios de siglo (y que dejó de existir poco después), la fiesta de aniversario (20 años ya) de la Sala Salamandra... pensaba que era menos de lo que finalmente ha resultado al revisar la agenda y me alegro pese al cansancio que acumulo.


En lo literario – con un aumento notable de horas en el transporte público -, he leído el “Vae Victus” de Albert Sánchez Piñol. Entretenido y fácil de leer. Me ha gustado.