07 febrero 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 6 de febrero de 2016

La enfermedad – alguna, no sabría decir cual – me ronda desde hace días. De momento he conseguido esconderme, pero sigue acercándose y temo que me atrape ya que los roces son cada vez más cercanos.

Mientras tanto, leo a Douglas Preston y Lincoln Child. Su “Fuego blanco” (todavía fruto del vale del Fnac que me regalaron mis padres) ha volado al mismo ritmo que lo está haciendo “Laberinto azul”. Ambos son de la saga protagonizada por Aloysius Pendergast y, por lo tanto, se leen fácil y son muy adictivos.


En la Galeria Trama veo “Tabula rasa”, una exposición con la obra reciente de Eduard Resbier. Luz, color y distorsión. Me interesan más los paisajes urbanos – interiores y exteriores – que los paisajes de marinas y montañas. 

01 febrero 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 31 de enero de 2016

Vuelvo tras días de pereza y pequeñas historias mínimas que se acumulan. Como el embotellamiento, después de algo más de una semana, es importante, os regalaré una de esas labores de aliño que – desgraciadamente – caracterizan a este diario.

El “Blonde” de Joyce Carol Oates ha rivalizado estas últimas semanas con el gimnasio. Cargar con él en todos mis viajes en transporte público me ha musculado más que las sesiones matinales de gimnasio a las que soy sometido de manera inmisericorde. El esfuerzo ha valido la pena. Ficción – que no biografía – sobre Marilyn Monroe, “Blonde” es uno de los mejores libros de Joyce Carol Oates. Una multitud de voces se alzan para crear un retrato vivo de la persona tras el personaje… un gran libro.

En la Fundación Setba aún se puede visitar “La màgia de la Reial”. Fructuós Canonge es una de esas figuras que llenan la historia de Barcelona de pequeños relatos que vale la pena contar. Limpiabotas en la Plaça Reial, se aficionó a la magia entre zapato y zapato. Conocido profesionalmente como “El Merlín Español”, el Gran Canonge – como también era conocido - , debutó como mago profesional y empezó una larga carrera artística que le llevó por medio mundo. Con su figura – y con su antigua silla de limpiabotas (encontrada en la reforma del Hotel D.O.) – la Fundació Setba ha organizado una pequeña exposición con la magia como protagonista. Magia en las obras expuestas, en el material relacionado con la magia que nos remite a una parte de la historia del espectáculo en Barcelona y en el juego que propone a diferentes artistas a partir de unas cajas de Magia Borrás y que se puede ver en diferentes locales de la plaza (todos estarán en la Fundació Setba a partir de mañana). Una exposición mágica que se ve con una sonrisa en la boca.

Tras meses sin pisar una sala de cine, hemos vuelto. “Star Wars, el despertar de la fuerza” ha sido la excusa perfecta. Lo paso tan bien como la vez que tuve que hacer mucha cola para ver la primera película de la saga.


Y estos días también he comido y cenado con amigos, he paseado con María José, he visto películas y series, he patinado sobre hielo, he preparado una barbacoa y me ha dado mucha pereza escribir.

27 enero 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 23 de enero de 2016

He quedado en el Cañete con mis padres y con María José. Llego pronto. Hago tiempo sentado en la terraza de El Cafè de l'Òpera. Mi intención es leer, pero a los pocos minutos tengo que cerrar el libro apabullado por el espectáculo que se me ofrece. La Rambla es siempre espectacular y sentarse en una de sus terrazas (las hay buenas) a ver pasar su principal espectáculo – la gente – es una de esas cosas que hacemos menos de lo que deberíamos.

El Cañete (Unió, 17. Barcelona) también es espectacular. Nos gusta su cocina, su ambiente y el trato, siempre amable, de todo el personal. Al salir nos despedimos del Cañete Mantel que hoy ofrece sus últimos servicios antes de dar paso a una ampliación de su hermano mayor.

De nuevo en casa, intento convertir una Raspberry Pi2 en un mediacenter conectado al proyector. Mi intención es utilizarla para las sesiones de documentales musicales. Consigo que todo funcione excepto la reproducción de vídeos de in-edit.tv. Las alternativas al reproductor de Flash no funcionan y tendré que seguir utilizando un ordenador.

25 enero 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 22 de enero de 2015

Lunes. Alargo el fin de semana para compartir un arroz al horno con Toni y Oscar. Por la mañana salgo a comprar los ingredientes que necesito. El mercado arranca tarde y a un ritmo pausado. Encuentro todo lo necesario para preparar un buen aperitivo y el arroz al horno. Tranquilamente, con la radio puesta, disfruto de la mañana en la cocina. Dejo todo preparado y, cuando llegan Toni y Oscar, me puedo sentar con ellos para hablar, beber buen vino y reír. Así da gusto empezar la semana.


Viernes. La semana ha pasado rápido. Trabajo y poco más.  

23 enero 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 17 de enero de 2016

Cass me despierta. Salgo a pasear por Bell-lloc mientras el resto duermen. Silencio. El viento de ayer se ha ido dejándonos una mañana fría. Encogido, hago fotos.



Vuelvo a casa y leo periódicos de ayer hasta que María José se despierta. Preparamos el desayuno y, con el ruido, también Marta y JoanMa se apuntan al desayuno. El puzle sigue avanzando mientras nos preparamos para salir.

Paseo por la Conca con Cass que se come media playa entre juego y juego. El sol calienta y se está muy bien.



Vuelta a casa y fantástico aperitivo al sol. Empalmamos el aperitivo con la comida y, mientras Marta y María José acaban con el puzle, JoanMa y yo acabamos con la botella de pacharán.



Es el final de un fabuloso fin de semana. Hora de volver a casa y vegetar hasta que llegue mañana. Gràcies per tot!!!

22 enero 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 16 de enero de 2016

Salgo a pasear con Cass. Bell-lloc es un sitio tranquilo – a estas horas, no me cruzaré con nadie -. Paseo rodeado de pinos que crujen a causa del viento. El sol, cuando vence la resistencia de las ramas de los árboles, calienta y hace mucho más agradable el largo paseo.



De vuelta a casa, sólo el viento rompe el silencio. María José, Marta y JoanMa no tardan en levantarse. Largo y copioso desayuno en la mesa de la cocina. El puzle – en contra de mis expectativas - también me ha atrapado y alterno largas sesiones de búsqueda de la pieza perdida con la lectura de los periódicos. La mañana pasa volando.

A mediodía llegan Albert, Esther, María y Laura y, juntos, nos vamos a Can Barris (Campllong. Teléfono 972 46 10 05) a comer caracoles.


Tras el festival habitual, vuelta a casa y tarde de tertulia y puzles que empalma con una cena familiar y la aparición de esa botella de Pacharan que tanto daño ha hecho en el pasado. Nuestra intención era continuar con una larga noche de copas... pero las fuerzas no nos van a acompañar y decidimos dejarlo para una próxima ocasión

21 enero 2016

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 15 de enero de 2016

Durante las últimas semanas, me acompaña a todas partes el “Blonde” de Joyce Carol Oates. Novela, que no biografía, sobre Marilyn Monroe,  excesiva, brillante, apabullante, obsesiva… una inmersión en la persona detrás del mito. Ir acompañado a todas partes por ella, me ha permitido descubrir lo presente que aún está Marilyn Monroe en nuestro día a día. En un bar, mientras tomo un café más para hacer tiempo antes de una reunión que por necesidad gastronómica, veo un poster de una de sus películas, una mala copia de su caricatura me saluda desde un balcón cerca del trabajo, un personaje claramente inspirado en ella se utiliza como reclamo de un espectáculo…  A causa de la generosidad  de Joyce Carol Oates al escribir “Blonde”, aún conviviré con Marilyn un par de semanas más. Pero su fantasma estará siempre con nosotros.

Llegamos a la casa. Nuestros anfitriones (Marta y JoanMa) ya han encendido la calefacción y se han acercado al supermercado para hacerse con las vituallas que nos alimentarán durante todo el fin de semana. Encendemos el horno, preparamos las pizzas y empezamos un puzle.


Cena, tertulia, puzle y los fantásticos gin tónics de JoanMa (hoy más humanos, más asequibles… pero igual de buenos) alargan la noche. La misteriosa desaparición del barman nos deja sin gasolina. Dejamos el puzle para mañana y nos vamos a dormir.