25 septiembre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 25 de septiembre de 2017

Veo que he recuperado el viejo hábito de acumular experiencias y no contarlas por aquí. Me excusaré en el trabajo y en la que está cayendo. Y  vosotros me perdonareis, o no… pero en todo caso, será vuestro problema.

Una tarde. Vamos a casa de Mar en Altafulla. Sus vecinos le han prohibido usar una barbacoa fantástica y nos la regala. También nos prepara merienda. Y nos deja a Lala para dar un paseo con perro junto al mar.

Después de diez años y con algunos agujeros en el fuselaje que le vaticinaban una próxima jubilación, abandono la vieja barbacoa junto al contenedor. Dos minutos después paso por delante del contenedor con Cass y ya no está. Espero que alguien le pueda dar todavía algo de vida.
Estrenamos la barbacoa comiendo con Pablo, Elena y Víctor. La volvemos a utilizar, al día siguiente, con Toni. Funciona bien. Me gusta mucho. Gracias.

Leo “Esperant Mister Bojangles” de Olivier Bourdeaut por recomendación de María José y Marta. Me gusta.


Trabajo mucho y, cuando llego a casa, sólo quiero descansar. Intento hacer algo de deporte y me lesiono después de los primeros días. 

16 septiembre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
sábado, 16 de septiembre de 2017

Asisto triste a una partida que sólo puede generar perdedores. Los jugadores recurren a jugadas que, conjuntamente, llevan la partida a una situación límite en la que el intercambio de piezas será inevitable. Los dos jugadores lo saben desde el movimiento que, hace ya unos años, abrió la partida. Pero no les importan las piezas pese a que ambos jugadores dicen que juegan para ellas. Su sacrificio es parte del juego. Así ha sido siempre. Así es también esta vez.

Por suerte o por desgracia, el trabajo no me deja demasiado tiempo para reflexiones como esta.  Y lo que no es trabajo, es descanso absoluto.  Una barbacoa en la fantástica casa de Silvia y Jose (hecha en la mejor barbacoa que he visto nunca), alguna serie, un poco de lectura…


Septiembre  es mes de fascículos. No suelo caer en sus cantos de sirena.  Pero tener el Abbey Road remasterizado y prensado en vinilo de 180 gr por 10 euros, era una oferta que no he podido rechazar. No creo que compre los siguientes (me gustaría) ya que el precio se irá incrementando.  Voy a ponerlo ahora mismo.

11 septiembre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 8 de septiembre de 2017

Hacía bastante tiempo que no dejaba un libro a medias. “Rayuela” me ha parecido presuntuoso, exasperantemente pedante y tremendamente aburrido… o, lo que es lo mismo, un auténtico peñazo. Sé que es bueno leer los clásicos… pero no siempre es posible. Era mi primer Cortazar, tardaré en darle una segunda oportunidad.

Jueves noche. Jorge Blass vuelve al Teatre Poliorama con “Palabra de Mago” y lo hace invitando al estreno a todos los trabajadores y vecinos de La Rambla. Es un gesto que honra al artista y al teatro. El espectáculo nos llena de positividad y nos ayuda a dejar atrás unos días muy duros.


Y tras la magia de Jorge Blass, caminamos unos metros para dejarnos llevar por otro tipo de magia de la mano de Albert Raurich. María José me regaló un menú en el Dos Palillos, un restaurante que hacía mucho tiempo que quería probar. Y la experiencia estuvo a la altura de las expectativas. El menú, con más aciertos que errores, no es apto para todos los públicos pero a mí me encanto.  Es difícil recordar y elegir entre más de 20 platos… pero durante unos días soñaré con alguno de los platos y su intenso sabor. Un fantástico regalo.


05 septiembre 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Martes, 5 de septiembre de 2017

Crecí leyendo El País. Fue el primer periódico que me compré hace más de 30 años y, desde entonces, su lectura me ha acompañado. En sus páginas encontré la pluralidad y la objetividad que otros medios no me ofrecían. Este verano lo compré por última vez. La pluralidad, la objetividad, la seriedad, el rigor… todo ha sido arrasado por el dictado de los poderes (políticos, económicos… que más da, creo que son todos los mismos). Abandono la lectura de El País con tristeza y con agradecimiento por todos estos años en los que he aprendido, he reído, he descubierto y he llorado. Ha sido un buen viaje.

De nuevo acaparado por el trabajo, cuesta pensar en viajes. Es más fácil leerlos. Vuelvo a leer a Josep M. Espinàs acompañándolo en uno de sus viajes a pie. “A peu per Mallorca” es una delicia. Un viaje en el que la gente, el lenguaje y las pequeñas costumbres, le roban protagonismo al paisaje.


El ritmo acelerado de la semana, acaba frenando el sábado. María José prepara una fideuà y comemos en el patio de Graceland con Jordi P, María, Toni y Marc. Dia de reencuentros tras las vacaciones. Algunos tienen más cosas que contar que nosotros. Y lo poco que tengo que contar, ya lo han leído en este diario. Risas y larga sobremesa. 

30 agosto 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Martes, 29 de agosto de 2017

El Ayuntamiento de Barcelona retira las muestras de solidaridad espontáneas que han crecido durante los últimos días en diversos puntos del paseo. El hecho marca, de alguna manera, una cierta vuelta a la normalidad que nunca será ya la misma. Es, también, un día de reencuentros, abrazos y miradas cómplices. No hace falta hablar mucho. Un gesto, un apretón, una caricia, un abrazo… lo dicen todo. Ya no hay silencio, ni muestras de duelo… pero el recuerdo seguirá vivo siempre.



También reencuentros en casa. Mariona se apunta a la barbacoa que hemos improvisado con Inma y Javi. La comida y las risas también sirven para exorcizar los demonios que estos días me acompañan.

28 agosto 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 28 de agosto de 2017

Roser nos invita a vivir la fiesta mayor del Arboç. Vamos con Inma y Javi que estos días están en casa. Disfrutamos como enanos con la exhibición castellera (con un “Tres de Deu” impecable de los Castellers de Vilafranca, un sorprendente “Vuit de Nou” de la Jove Xiquets de Tarragona y otros muchos castells de mérito). Al volver a casa nos espera una impresionante comida de fiesta mayor que se abre – como marcan los cánones – con unos impresionantes canalones, continúa con un fricandó de miedo y un, no menos bueno, pato con peras. Sorprendentemente, queda espacio para los postres. Acabamos la jornada rodeados del resto de invitados y disfrutando de la “Cercavila” que pasa por delante de la casa. Volvemos a casa inmensamente agradecidos por haber podido vivirlo mientras nos sentíamos mimados en todo momento. Moltes gràcies.


Me reencuentro con Donald Ray Pollock en “El banquet celestial”. La nueva novela de Pollock es mucho más redonda que “El diablo a todas horas” que hace un tiempo también me fascinó. Comparte con ella una excelente construcción de personajes y una escritura aparentemente sencilla. Leerla es un placer.

27 agosto 2017

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 27 de agosto de 2017

Han sido días muy tristes. Tras la manifestación de ayer, toca volver a la normalidad. Cada uno lo hará a su ritmo. Yo intentaré hacerlo rodeado de amigos e intentando desconectar por unas horas de una realidad que me ha absorbido casi totalmente durante los últimos días.


Hace mucho que no publico pero no he parado de escribir. Como he hecho en los últimos veranos, he escrito el diario en papel y lo iré publicando – cuando tenga tiempo – en las fechas en que el diario fue escrito. Por si os queréis ahorrar la lectura, no ha pasado nada interesante. Algunos libros, alguna exposición y muchas horas de playa. Poco más.