17 octubre 2007

DIARIO DE UN OCIOSO
Miércoles, 17 de octubre de 2007


Te despistas un momento, y el largo fin de semana (tres días de descanso, películas, paseos por el centro y series) y un par de días laborables, han quedado atrás.
No he escrito la crónica de estos días y, a estas alturas, tampoco voy a hacerlo hoy. Tampoco tengo demasiadas cosas que contar. Por lo tanto os dejo un artículo en Barcelona Vive la Ciudad sobre l’Altre Set del Born y con una de las secciones menos exitosas de este diario

DISCOS VIEJOS que hace tiempo escuché (IX)
Montecarlo (La colección de las ciudades – módulo 1)


Montecarlo. Elefant Records
En 1997 Elefant Records, que siempre ha sido uno de mis sellos discográficos de referencia, inició con “Montecarlo” un proyecto innovador que bajo el nombre de la colección de las ciudades quiso lanzar al mercado recopilatorios que eran una colección de canciones elegidas con cariño siguiendo los gustos del equipo de Elefant.
Montecarlo se abre con el pop lleno de luz mediterránea de Katerine, que con su “Parlez-vous anglais mr katerine” nos acompaña desde entonces en todos nuestros viajes. Es un anuncio de lo que se esconde en Montecarlo: una sensacional colección de canciones de pop artesanal, luminoso, brillante y lleno de vida.
Junto al pop elegante de Blueboy, de The She-Brews o Damon & Naomi , encontramos la afortunada reunión de Spring con Pez, la nostalgia de Le Mans, la chançon de Dominique A...
También hay temas de Eggplant, Bmx Bandists, HoneyBunch... hasta 20 temas hechos para disfrutar del mejor pop internacional.
Nos ha acompañado durante muchos años y lo seguirá haciendo ya que son canciones que cantamos juntos y que nos siguen alegrando cada vez que los escuchamos.

La versión en vinilo (un doble LP que, por desgracia, no tengo) incluía también temas de Ana D, Pribata Idaho y Orchestre Ducruet Sueretoile.

Tras Montecarlo apareció Casablanca (otra pequeña delicia) y la colección de las ciudades llegó a su fin. Desde entonces la echamos de menos.

1 comentario:

encantadisimo dijo...

Comparto tu afición por el pop de Elefant Record. Conservo con cariño los dos ejemplares dedicados s las ciudades. Lástima que no tuvieran continuidad.