18 octubre 2007

DIARIO DE UN OCIOSO
Jueves, 18 de octubre de 2007


Tengo que escribir y aprovecho para escuchar algún disco que tenía por encima de la mesa. Escucho el fabuloso recopilatorio del sello V2 que regala este mes la revista Rockdelux (temas de Mercury Rev, Paul Weller, Josh Ritter... y hasta 20 temas de uno de los catálogos más interesantes del panorama indie internacional).

Escucho algunas cosas poco interesantes que me hacen perder el tiempo pero que, en consideración a vuestro tiempo, no me dedicaré a reseñar.

Por último escucho Interferència el nuevo trabajo de Marc Parrot y, tras una primera y algo precipitada escucha, puedo decir que será parte de mi banda sonora durante los próximos días.Marc Parrot. Interferència

Siempre me ha gustado el trabajo de Marc Parrot y suelo recomendar sus conciertos ya que suelen ser un espectáculo total con los engranajes muy bien engrasados. En su nuevo trabajo, el sexto, vuelve a recoger una sensacional colección de canciones llenas, como siempre, de ironía, humor y buena música.
El disco se abre con un sensacional “Ulleres per veure-hi malament” que lleva el inconfundible sello de su creador y está lleno de divertidas sorpresas como la decadente fiesta hawaiana (versión Elvis en Hawai) que nos regala en “Ara que estic mort” (que cerca está el espíritu de Sisa-Comelade en "Visca la Llibertat"), o de delicias agridulces como “Una flor no fa estiu” (que creo que quedará en mi particular colección de canciones de Parrot junto a Mi Casa).
Lo seguiré disfrutando durante los próximos días mientras espero la próxima oportunidad para verlo en directo.

1 comentario:

Maialen dijo...

Comparto tu opinión. Compré el disco hace sólo una semana pero es mi banda sonora en el momento. Creo que no podré ir a la sala Bikini. Snif. Pero lo vi en la mercé (aún no conocía el disco) y ¡me gustó mucho!