28 abril 2008

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 26 de abril de 2008


Viernes noche. Los astros, que durante la jornada han sido más bien esquivos, se alinean favorablemente y la buena fortuna se reencarna en Paco que pone en mis manos una de las codiciadas entradas que dan acceso al concierto de Nick Cave en Badalona.
Así que, frotándome los ojos y pellizcándome, recorro el camino que separa Levi Pants del Pavelló Olímpic de Badalona dispuesto a disfrutar de uno de los conciertos del año (al que había renunciado por motivos económicos).
Llego al Pabellón y nada más entrar, mientras todavía estoy intentando localizar mi sitio me encuentran Jesús y Natalia (a los que no veía desde el día de su boda). Poco después nos encontramos también con Jordi R... la frase de Jesús no puede resumir mejor el momento: “Els mateixes rates... els mateixos forats” (las mismas ratas, los mismos agujeros).
Aparecen en el escenario primero los Bad Seeds como una banda de tahúres salidos de una mala noche y, tras ellos, Nick Cave como el peor de todos ellos. Y, desde el primer tema, desprenden energía enfermiza que se propaga por todo el pabellón ofreciendo uno de los conciertos del año. Nick Cave en directo – es la primera vez que tengo la suerte de verlo – es una auténtica bomba. En algunos temas se convierte en un predicador loco, en otros se contagia del ritmo infernal marcado por su banda (Warren Ellis es de lo mejor que he visto últimamente), pero siempre domina la escena con su voz y su presencia. Su nuevo disco “Dig, Lazarus, dig” es fabuloso y su reinterpretación en directo es lo mejor de una noche donde no faltaron tampoco los clásicos de la banda. Se echo de menos quizás ese Cave más íntimo y sus baladas enfermas que sólo asomaron en una versión de cara a la galería de “Into my arms” (que a mí me gustó mucho).
Salgo del concierto muy contento pero realmente cansado. Por suerte María José ha decidido venirme a buscar y volvemos a casa mientras me como el fabuloso bocadillo de salchichas que me ha traído.

Sábado. Por la mañana sigo escuchando a Nick Cave (el “Abattoir Blues”) mientras trabajo con el ordenador. También suenan Rufus Wainwright (haciendo de Judy Garlan) y el sampler de Houston Party Records que acompaña al RockdeLux de este mes (con temas de, entre otros, South San Gabriel, Micah P Hinson, Ezz Barzelay, Centro – Matic, RuizPantaleón...).
A mediodía vienen Olivia, Roberto y Martina para celebrar el cumpleaños de María José (nunca es tarde si la dicha es buena). La temperatura es genial e inauguramos la temporada de verano con la primera comida en el patio de Graceland.
Siesta para recuperar fuerzas y cena en el ¿? con Iola, David, Jordi P., Emma, Víctor y Laura. El resultado, en ciertos aspectos muy decepcionante, del restaurante inaugura una sección nueva: Restaurantes Aberrantes.

Salimos del restaurante muy tarde. Tiempo justo para hacer una cerveza en el Glaciar (recordando viejos tiempos) antes de retirarnos.

2 comentarios:

Malaqa dijo...

hola, en dónde acontecen estas ociosidades?

xavi dijo...

Principalmente en Barcelona... pero no se descartan otros escenarios.