28 abril 2008

RESTAURANTES ABERRANTES (1)
Restaurant ¿?)


Inaugura esta sección dedicada a las malas experiencias en el sector de la restauración nuestra cena en el Restaurant ¿?, situado en ¿?, en el local del que habían sido los Almacenes ¿?. Quiero destacar las cosas que no me gustaron y, sobretodo las que me indignaron, para denunciar las malas prácticas que – cada vez más – se cometen en los restaurantes de nuestra ciudad.
El restaurante es muy bonito, tiene mesas con espectaculares vistas a ¿? y una decoración moderna que le da un aire muy cosmopolita. Hasta aquí, todo bien. Llegamos y una amable recepcionista nos hace subir por las escaleras hasta la recepción donde reina el caos. Pedimos por nuestra mesa reservada – nuestros compañeros de mesa ya han llegado – y nos dicen – riéndose – que no saben dónde están y empiezan una búsqueda por las mesas ya ocupadas preguntando el nombre para averiguar dónde están. El caos, pese a los medios que tienen (mucha gente con pinganillos en las orejas), nos sorprende.
Nos sentamos a la mesa – ya completa - a las 10:40 (la hora del segundo turno, lo que indica que los del primer turno se han visto obligados a comer en hora y media) y los primeros no aparecen hasta una hora después. Los 7 platos llegan a la vez, por desgracia somos 8. Se han dejado uno que hay que reclamar ya que ellos no se han dado cuenta de que sólo servían a 7 de las 8 personas de la mesa. (En mi caso un surtido de verduras a la brasa que roza el aprobado).
Comer debería ser una cosa armónica y la espera entre platos debe ser mínima. En algunos locales lo consiguen, no es el caso del ¿?. Entre la aparición de los primeros y la de los segundos pasa más de media hora. Pasan de las 12:00 cuando nos traen los segundos, llevamos hora y media en el local (mi steak tartar con patatas fritas es correcto pese a que las patatas que lo acompañan están algo blandas).
Nuevas largas esperas para postres (lo mejor de la noche es El Negre (un coulant con helado de chocolate) que me como de postre) y cafés.
Dada la hora no hacemos sobremesa, pagamos (26’5 por persona, en principio correcto por lo que hemos comido-bebido, dejando al margen el caos y las esperas) y salimos (pasa de la 1:30, tres horas después de nuestra entrada).

Al revisar la cuenta en casa vienen las sorpresas. Algunas positivas (se han olvidado de cobrar una de las botellas de vino, una de las aguas y todas las cervezas, lo que hubiera elevado la cuenta a límites vergonzantes) y otras indignantes:
1.Nos cobran el pan. Que no hemos pedido (cuando estábamos tomando los segundos ha aparecido un camarero que nos ha ido sirviendo pan mientras te preguntaba si querías o no) y que ha consistido en media rebanada (si, si... media – por suerte cortada con cuchillo y sin marcas de dientes ajenos) por persona. El pan era flojo, algo gomoso y MUY CARO. Cada media rebanada tiene un coste en el ¿? de 2 euros (333 pesetas de las de antes, a veces conviene recordarlo).
2. Los carajillos de baileys tienen un coste – unitario – de 3’80 euros. Es decir, tomarse un carajillo, en el vaso de carajillo de toda la vida, cuesta 632 pesetas (más iva). Para pensárselo.

No se puede cobrar eso por el pan y menos cuando lo que sirves es de menos nivel que lo que te regalan en el bar de menús de toda la vida. Es este tipo de actitudes lo que provocan la indignación del comensal que se siente indefenso ante estos abusos. Por poco que pueda no volveré al ¿?.

2 comentarios:

Xavi dijo...

Ben fet. Cal dir les coses clares i aquests abusos son lamentables. Jo no el tenia a la llista de restaurants pendents de visita però ara sí que el tinc a la d'eliminats.

toni tugues dijo...

Hi que et pots esperar d'un "restaurant" que té torns per sopar???

.. si vols compensar aquesta mala experiencia, et recomano que aneu a "El boliche del Gordo Cabrera" al carrer consell de cent, 338 tel: 932 156 881

Aviso! no és barat (uns 45 euros per cap +/-) però a part de que jalareu i veureu com uns deus, podreu fer una sobretaula de les que fan història en un ambient elegant i acollidor. Tenen zona de i no fumadors... si hi aneu, ja em diràs.

Salut! :)