10 septiembre 2006

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 8 de septiembre de 2006

El otro día mis padres me regalaron un vale para gastar en el “Fnac” (ellos no lo llaman exactamente así pero yo supuse que el vale era para gastar en esa inmensa cueva de los deseos). El viernes, tras una nueva visita de los que en teoría tienen que solucionar las nuevas goteras que han aparecido en Graceland – esta vez es el aire acondicionado el que amenaza con inundarnos -, decidí hacer efectivo el vale y dediqué parte de la mañana a pasear por los pasillos del “Fnac” de Plaça Catalunya lectura para ratocon el placer que da hacerlo con presupuesto generoso.
El botín fue generoso: “Historia del rey transparente” de Rosa Montero, “Imprimatur” de Rita Monaldi y Francesco Sorti, “En el nombre del cerdo” de Pablo Tusset, cuatro libros de Henning Mankell -de la serie de Kurt Wallander-, “Billy Bathgate” de EL Doctorow y “El secreto de las fiestas”de Francisco Casavella.

He acabado “Asesinos sin rostro”, primer libro de la serie dedicada al detective sueco Kurt Wallander. Me ha gustado leer una novela negra que no depende de los tópicos del género y me ha gustado mucho el personaje de Wallander (como todos nosotros contradictorio y perdido en un mundo mutante cuyos cambios no es capaz de asimilar al ritmo que se producen). Después de la compra que he hecho es evidente que continuaré con la serie, espero que no me decepcione.

Encontrarme en la librería un nuevo libro de Francisco Casavella fue una sorpresa. Siempre he tenido debilidad por las obras de este escritor barcelonés y, hasta ahora, no había visto el libro publicitado en ningún suplemento de cultura. Lo empiezo inmediatamente y el primer capítulo me devuelve lo mejor de Casavella. Si mantiene el pulso, voy a disfrutar mucho.

1 comentario:

principito dijo...

Ojo al rey transparente. Te invito a q repases sus ultimas paginas y te llevaras una sorpresa. Pero no, no es un error de imprenta como yo pense...