28 junio 2006

DIARIO DE UN OCIOSO
Miércoles, 28 de junio de 2006


Una vez más los hados del fútbol no se han alineado con la selección española. El mayor oficio de la selección francesa ha acabado con la ilusión – esta vez muy grande – de la afición española.

El españolismo rancio que han pregonado los medios de comunicación que se encargan del seguimiento del mundial – presuntamente modernos y rompedores – ha tenido, pero, un efecto contraproducente en todos aquellos aficionados que no nos sentimos identificados con el toro como símbolo, con las monteras, los trajes de luces y los vestidos de topos rojos.
Ayer sentí la eliminación de España... pero no tanto como la del mundial de Korea ante la anfitriona o como la del mundial de Estados Unidos ante Italia (con Luis Enrique y su nariz como históricos protagonistas).
Después de ver como Italia se ha clasificado (penalti injusto en el último minuto), como Brasil es ayudado descaradamente ante Ghana (ese primer gol en fuera de juego marcó el partido) veo, con algo de tristeza, que este año se van a jugar el mundial los mismos de siempre (y, por desgracia, Argentina y Alemania – los dos que mejor han jugado, se verán las caras en cuartos y uno de los dos quedará eliminado). Como dice el dicho: “El fútbol es así”.

2 comentarios:

maría josé dijo...

¿cuando acaba el mundial?

xavi dijo...

cuando empiece la liga