30 junio 2006

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 30 de junio de 2006


Jueves. En lo de madrugar, no todo – aunque parezca increíble – es negativo. Me levanto pronto y, todavía dormido, salgo a la calle con Cass. Ha refrescado y es el único momento del día en el que en la calle se está bien. Aprovecho el madrugón para pasarme por el video club y coger una película.
Al llegar a casa desayuno con María José y, cuando ella se va a trabajar, me pongo a ver una película jodidamente (creo que está justificado) buena. “Una Historia de violencia” me ha devuelto la fe en David Cronemberg. Un excelente guión que reflexiona sobre nuestra relación con la violencia, una dirección de actores impecable (que bien están todos, especialmente Maria Bello y Vigo Mortensen) y una buena puesta en escena son los elementos que me hacen disfrutar de una buena película y me ayudan a justificar el madrugón.
Después llega lo habitual: viaje a Levi Pants, estancia – eso si, remunerada (aunque poco) – en Levi Pants, salida con alegría de Levi Pants y vuelta a casa en un metro abarrotado.
Al llegar, empiezan de nuevo las buenas cosas: María José y Cass me esperan en la estación de metro, cena en el patio repasando el día y a la cama pronto que mañana toca de nuevo madrugón.

Pone música a la redacción del diario de hoy Pitingo. Su disco “Pitingo con habichuelas” me está encantando, en el flamenco – pese a que hay quien quiere hacernos creer eso – no está todo inventado.

2 comentarios:

noe dijo...

Per si no ho sabies i et fa veure-la amb ella (tot i que pot ser sobredosi veure-la tant seguida...):
http://www.salamontjuic.com/catala/programacio.php

xavi dijo...

gracies... pero com tu dius... no cal abusar.