27 septiembre 2007

DIARIO DE UN OCIOSO
Miércoles, 26 de septiembre de 2007


Martes noche. Vemos un rato de tele (el “24” de la semana pasada), decidimos irnos a dormir y, pocos minutos después, el vecino decide dar el pistoletazo de salida a una fiesta en la que, si hacemos caso a los gritos, participa la totalidad de la asociación nacional de sordos, y en la que, si tenemos en cuenta los “razonamientos” que esos gritones intentan balbucir (algunos nunca formulados antes y de gran calado intelectual como el filosófico: “yo creeeeeeré en la monarquía cuando sea reeeey”), se consume la práctica totalidad de las existencias etílicas de mi pueblo.
Con semejante celebración, que acaba sobre las seis de la mañana – minutos antes de que nuestro despertador suene -, nuestro sueño deja bastante que desear.

Intentamos recuperar tiempo y sueño a lo largo de la mañana.

Público. Número 1
La salida al mercado de un periódico nuevo tendría que ser una buena noticia. Y creo que lo es pese a lo innecesario que me parece una vez analizado su número 1. Público es el nombre de este nuevo periódico que nace bajo el ala del grupo mediático Mediapro. Lo mejor del nuevo periódico es su tamaño (manejable sin ser demasiado pequeño), su precio (0’50 €) y la acuarela de Barceló que figura junto a la cabecera y que se convierte en logo del periódico.
Lo peor es esa estética entre rancia y de periódico gratuito y, sobretodo, esa redacción - de titulares y contenidos – propia de esos diarios gratuitos. Creo que si lo que el público quiere es ese tipo de “periodismo” (lo entrecomillo porque no creo que sea periodismo lo que se hace al reinterpretar noticias de agencia para hacerlas espectaculares y atractivas para un público que no lee) ya tiene los periódicos gratuitos que convierten en innecesaria la misma opción pero de pago.
¿Exagero? Aquí tenéis alguna perla extraída del periódico del miércoles 26.
Titulares como: “Un niño despierta de una operación con acento pijo” (pp. 40)
Rellenar por rellenar: “La falta de sueño puede ser mortal” (pp. 33, sin duda hablando de mi vecino y su fiesta)
Periodismo creativo:“...Tal vez los vikingos aparcaron el drakkar para tomar unas cervezas y decidieron regresar en taxi, para evitar los controles de alcoholemia...” (pp. 40, no es la sección de humor, es la de investigación)
¿Escogemos bien las palabras?: “Los parques eólicos diezman a los buitres” (pp. 34, ¿los diezman realmente o simplemente matan a cientos de ejemplares cada año?)
Y podríamos seguir...
Me he olvidado destacar entre lo mejor el DVD con el que me obsequiaron ayer al comprar el periódico (“Los lunes al sol”). Si siguen con esta línea de obsequios, han ganado un comprador, que no un lector.
Ojalá cambien, si es así, la aparición de Público será una buena noticia.

José Saramago. Las pequeñas memorias
Acabo “Las pequeñas memorias” de José Saramago. Libro de recuerdos de infancia, delicioso en ocasiones, entretenido, tierno y muy divertido en algunas anécdotas. El libro se lee de una sentada pero se me antoja, no obstante, algo precipitado – si se me permite hablando del trabajo de un prestigioso escritor, de un premio Nobel -, poco trabajado en la escritura, como si de un borrador se tratara. Pese a eso, me ha gustado leerlo.

Acabo hoy con un beso para una amiga. No puc oferir-te mes que una abraçada y un petó. Ens fa mal el teu dolor, tant de bo t'ajudem a alleugerir-ho.

1 comentario:

Jaume Roures dijo...

En lugar del titular "El hombre que hundió la tregua", deberían haber puesto: "El hombre que hundió el sector audiovisual" y poner la foto de Jaume Roures. Vaya pedazo de timador!