01 agosto 2009

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 01 de agosto de 2009


Vacaciones, día 1

Ha vuelto el encabezamiento más esperado por el que este diario escribe. La palabra que todo ocioso espera durante el año. Vacaciones.

Y las inauguramos, como los últimos años, ayer viernes con una cena en un restaurante de nuestra ciudad. Al mirar la dirección exacta veo que realmente está en la ciudad vecina... pero las fronteras son, en ocasiones, cuestión de sentimientos y La Bodegueta del Museu (Passeig de la Campsa, 1 08940. Cornellà de Llobregat. Teléfono: 93 475 35 44) nos parece de l’Hospitalet.
Llegamos pronto y, pese a que hemos reservado mesa en el jardín, preferimos quedarnos en el interior donde creemos que estaremos más tranquilos. Y no nos equivocamos. En el interior, con vistas al jardín, se está igual de bien o mejor. La cena resulta deliciosa. Por la compañía y la conversación, por la sensación de estar de vacaciones, por el servicio amable y muy atento, por la comida... una delicia.
Yo me decido por el Carpaccio de ceviche de pez espada (muy bueno) y por el canalón de confit de pato y pruebo los platos de María José: una gigantesca ensalada de escamarlanes y un arroz caldoso (delicioso). Los platos son tan abundantes que no llegamos a los postres, sólo a los cafés que acompaño con un puro (el segundo esta semana, pero la ocasión lo merecía). Para beber agua y cava (un Oriol Rossell Brut Nature que, fresquito, entra muy bien). En total pagamos 83 euros, un buen precio por lo que hemos tenido a cambio. Volveremos seguro por lo bien que hemos estado y por lo amables que han sido.

Desayuno con cruasanes en la mesa del patio con los periódicos... en nada se distingue este sábado de otros... excepto que estamos de vacaciones y me gusta recordarlo.

Vamos al cine en sesión matinal para ver “Up” que nos emociona más que nos hace reír y volvemos para comer en el patio y montar el proyector para ver el final de la segunda temporada de Dexter. Esta noche quizá instalemos el proyector en el patio, como las noches de toda esta semana, para regalarnos una sesión de cine de verano – con series en vez de películas –.

Ahora, mientras escribo esto y escucho a Vinodelfín, María José cose en el taller ilegal (está produciendo monederos de colores).

1 comentario:

El futuro bloguero dijo...

Qué sabanas más chulas he visto bajo los monederos...