24 enero 2006

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 22 de enero de 2006


El día despierta tarde. Es domingo y todo parece ir en cámara lenta. Tras el tardío desayuno decidimos ir al cine.
Para alarma de los encargados de la seguridad viaria de nuestra ciudad conduzco yo. Por el camino estoy a un paso de comerme un par de vallas y de tirar al suelo a dos de motoristas de la guardia urbana que – horas después de cederme el paso – aún están felicitándose por la suerte que han tenido.
En los Icaria vemos “Brokeback Mountain”, me gusta mucho.

Vuelta a casa sin incidentes (toda una noticia cuando yo estoy al volante). Por el camino intentamos parar en un restaurante a comer, pero están cerrando. Llegamos a casa y nos ponemos a cocinar. Son las 6 cuando conseguimos sentarnos a la mesa.

Los últimos minutos del fin de semana los dedicamos a descansar y a visionar series (“Los Soprano”, “Alias” y “Las Vegas”).

1 comentario:

noe dijo...

Ja ja ja!! Muy gráfica la descripción del casi homicidio involuntario a los policias!!