27 octubre 2013

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 27 de octubre de 2013

Desde hace casi un mes, vuelvo a ser socio del paraíso. De momento sólo pagaba la cuota que me abre sus puertas siempre que quiero. El viernes, aprovechando mi día de fiesta y las temperaturas estivales, también fui. Recuperar el mar, leer tumbado al sol, nadar al aire libre… tengo que ir más.


Sábado. Improvisamos una cena en casa. Me apetece cocinar, así que por la mañana voy al mercado sin tener una idea muy clara de lo que voy a preparar. Compro lo necesario para preparar una empanada de carne y unas albóndigas con sepia. Cocinar con tiempo es absorbente y relajante, la mañana – con el acompañamiento musical de Rne3 – pasa volando. Olores, texturas, tareas repetitivas… y un buen resultado final.



Desechables es uno de aquellos grupos que lo tenía todo para triunfar y no triunfó quizá porqué también tenía todo para no hacerlo. Guardo de ellos tres de sus lp’s – nunca tuve el primero, “Golpe tras golpe” – y el recuerdo vago de un concierto en KGB. De hecho yo llegué a ellos tarde, cuando apareció “Amor Pirata”, su último disco y fui retrocediendo en su discografía convirtiéndome en fan sin posibilidad de volver a verlos en directo. Por eso, cuando vi que la programación del In-Edit incluía el estreno en Barcelona de “El Peor Dios”, no lo dudé un momento. La película de Alex Montes, Daniel Arasanz y Nicolás Tarela me ha permitido recuperar parte lo que me perdí.  Quizá demasiado biográfico y lineal, “El Peor Dios” es un buen documental sobre Desechables y contiene algunos momentos memorables (y una actuación en una sala de ensayo…  25 años después). Un gustazo ver una sala de cine totalmente llena de fans de entonces y de ahora. Si lo queréis ver, tenéis una nueva oportunidad el sábado 2 a las 15:45 h.



Y tras el regreso al pasado, cena con amigos – Quim, Carol y Toni - en el patio de Graceland. Se acaba octubre, cambiamos la hora y seguimos pudiendo utilizar el patio para cenar… quien dijo que no habría verano.

No hay comentarios: