25 julio 2010

“He tenido suerte al encontrar este lugar. Me espera un día preñado de infinitos horrores. Estoy sin trabajo en este momento e intentando encontrarlo. Y es como si me hubiese lanzado a buscar el Santo Grial. Llevo ya una semana deambulando por el barrio comercial. Carezco, al parecer, de alguna perversión especial que buscan los patronos de hoy.
- No tiene suerte, ¿eh?
- Bueno, he contestado sólo a dos anuncios esta semana. Hay días que estoy absolutamente desquiciado ya cuando llego a la calle Canal. Esos días puedo darme por satisfecho si tengo ánimos bastantes para entrar en un cine. En realidad, he visto ya todas las películas que ponen en el centro y, dado que todas son lo suficientemente ofensivas como para que se mantengan en cartelera indefinidamente, la semana que viene se presenta particularmente lúgubre.
El viejo miró a Ignatius y luego miró aquella enorme olla, el hornillo de gas, los carros abollados. Al fin, dijo:
- Yo puedo darle trabajo aquí.”
John Kennedy Toole. La Conjura de los Necios


DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 25 de julio de 2010


El filósofo romano Anicius Manlius Severinus Boëthius escribió “De Consolatione Philosophiae”, el libro de cabecera de Ignatius J. Reilly. En él, Boecio, expone un tema que se convertirá en fundamental en la filosofía medieval y en una de las bases del pensamiento del ilustre (y ficticio) escritor orleanniano: La rueda de la fortuna.

Nuestra suerte está regida por los ciclos provocados por el giro de una rueda impulsada por una diosa ciega.

”Último sábado antes de reincorporarme a la vida laboral”. Esto lo escribí hace exactamente seis años. Hoy es domingo pero la fecha y el mensaje son los mismos.

La rueda parece haber completado un ciclo y empiezo una nueva etapa con fuerzas renovadas y muchísima ilusión.

Hace seis años también dejé a María José sin vacaciones. Lo siento, la diosa – a parte de ciega – parece tener un extraño sentido del humor.

Por otro lado, nuestra amiga está mucho mejor. En el mejor de los cálculos, hace poco más de una semana, no podíamos ni soñar una situación tan favorable. Queda todavía mucha lucha por delante, pero todo parece andar mejor. Quiero volver a daros las gracias a todos por vuestros mensajes, llamadas, abrazos, ánimos y fuerzas. Nos han ayudado mucho.

4 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Qué tal la vuelta a la rueda?

En pleno verano, volver al trabajo es una ironía ciertamente.

Un abrazo y continuen los ánimos para todo lo que queda por luchar...

xavi dijo...

Muchas gracias por los animos, siempre son bien recibidos.

Fortuna, como bien sabía Ignatius, en ocasiones tiene golpes escondidos. Volver, con un gran cambio bajo el brazo, es muy energizante... y diluye la ironía de empezar a trabajar cuando los demás lo dejan.

Un abrazo;

Ferran dijo...

Enhorabona Xavi, me n'alegro per tu, tot i que us quedeu sense vacances. D'això se'n diu danys colaterals, ¿no?

xavi dijo...

si... però tant de bo tots fossin com aquest.
Una abraçada;