09 enero 2010

DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 09 de enero de 2010


Soy un tío valiente y, aunque estamos en periodo de rebajas y las temperaturas han bajado mucho, me atrevo a bajar al centro de Barcelona para esquivar multitudes y pasar frío. Paseo un rato y entro en la Sala Pares donde están haciendo un par de colectivas. La primera, bajo el nombre de “pintors de fama” presenta obras de clásicos del XIX y del XX (hay un Urgell, algún Casas...) y la segunda de jóvenes – y no tan jóvenes - autores del XXI.
En esta me encuentro a viejos conocidos como Santiago Roca D. Costa, junto a gente que intentaré seguir en el futuro como Arnau Alemany y Alejandro Quincoces.
Me gustan los paisajes urbanos imposibles de Arnau Alemany. Una mezcla de arqueología industrial y urbanismo imposible que tiene sabor a poesía.

uno de los cuadros de arnau alemany

Pero, si tengo que elegir un autor entre los expuestos, me quedo con Alejandro Quincoces y su obsesión por la luz que huye de los paisajes que el llena de expresividad. De nuevo paisajes urbanos, de nuevo poesía (pero esta vez con Tom Waits sonando de fondo) y la luz – o su ausencia – como verdadero protagonista de sus cuadros. En particular hay un grafito que me llevaría a casa hoy mismo... pero de nuevo mi cartera se interpone entre mis deseos y la realidad. En otra vida será.

un grafito de Alejandro Quincoces, no he encontrado el que está en la sala Parés


Y después vuelta a casa. A leer, a pasar buenos ratos con María José, a pasear – poco – con Cass y a ver series.

He acabado el primer libro del año y, aunque falta mucho, estoy seguro de que figurará en mi lista de los mejores. “El poder del perro” de Don Winslow es un librazo.el poder del perro, don winslow

Un thriller lleno de acción sobre el narcotráfico, uno de esos libros que te atrapan y que no puedes dejar de leer hasta que los acabas. Quieres llegar al final, pero quieres seguir leyendo...
“El poder del perro” es un duro retrato del mundo del narcotráfico y sus conexiones internacionales. Es un descenso al infierno de la droga, pero a la vez es un viaje a muchos infiernos personales. Personajes solidamente construidos - llenos de contradicciones, de dudas y de pasiones encontradas -, sangre – mucha sangre -, acción, luchas políticas en gobiernos de este mundo y del otro, parte de nuestra historia reciente, agilidad narrativa, ritmo... todo eso lo encontrareis en “El poder del perro”, no lo dejéis escapar.

3 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Un libro muy apetecible, y más con tu recomendación de "librazo".

Feliz año nuevo para M.José y para ti.

Un fuerte abrazo

maría josé dijo...

igualmente bloguero, feliz año para vosotros también

xavi dijo...

Gracias e igualmente.
Un abrazo;