20 noviembre 2009

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 20 de noviembre de 2009


Hoy, por fin, es viernes.

Un inoportuno resfriado me ha apartado de la actividad y de la versión escrita de ella que ahora tienes ante los ojos. Vuelvo a escribir impelido por las críticas ante mi inactividad (injustas críticas recibidas pese a estar postrado en el lecho del dolor) y, porqué pese a ella, tengo cosas que contar.

No escribo desde el sábado, que fue cuando celebramos el cumpleaños de Víctor C. con una cena en el Ugarit del Born. Desde entonces, aparte de acabar con nuestras reservas de pañuelos de papel y de dormir un montón de horas, he tenido tiempo de disfrutar de la última temporada de “El Ala Oeste de la Casa Blanca” (una gran serie con siete temporadas que mantienen el nivel hasta el último episodio), de saltar de la cama para asistir al concierto de Yann Tiersen en Barcelona (un regalo de Olivia y Roberto que no pude disfrutar plenamente debido a mi semi-comatoso estado), de leer un poco, de toser mucho, de comer con Jordi N. y Paco – que están pasando unos días en Barcelona - en el Osaka, de intentar – con éxito parcial de momento – arreglar la Photoplay que hace unos meses nos abandonó, de perderme una timba de poker que me apetecía mucho ganar y de escuchar a Surfjan Stevens, Portishead y Refree apaciblemente sedado por la medicación con la que María José me ha cuidado.

Aún no recuperado del todo, empiezo a acelerar el ritmo para llegar al fin de semana en plena forma. Disfrutadlo vosotros también.

1 comentario:

El futuro bloguero dijo...

Ya has empezado a estar en forma...

Buen fin de semana.