11 septiembre 2007

DIARIO DE UN OCIOSO
Martes, 11 de septiembre de 2007


Hoy es festivo en Catalunya y el aniversario de muchas cosas, algunas buenas (aprovecho para felicitar a Pepe y Lidu y a Albert y Esther), la mayoría malas.
Con la calma y el silencio que acompaña las primeras horas de un día festivo, me siento delante del ordenador dispuesto a escribir la crónica de estos días que, debido a la pertinaz pereza y a un exceso de actividad lúdico-infantil, se ha acumulado.

Jueves. Tras una cena – deliciosa – en el Cardamon con amigos, pierdo parte de la noche enzarzado en una bizantina discusión que nada aporta a mi vida ni a la noche. Por suerte, en compañía de Jordi P. la noche remonta fácilmente y, tras la visita al Kan Kan, cruzamos la Via Laietana para adentrarnos en los callejones del Gótic. En el Ginger primero y en el Ascensor después arreglamos el mundo que buena falta le hacía.

Viernes. El cansancio que provoca buscar sin pausa una solución para el mundo pasa factura al día siguiente. Estoy cansado pero – por suerte – la esperada resaca (ayer, para ayudarnos en el complicado trámite de arreglar el mundo, tuvimos que consumir bebidas con un moderado contenido alcohólico) no llega a consumarse.

Jornada laboral estándar.

Alejandro, nuestro sobrino, ha venido desde Castellón a pasar un par de días con nosotros. No hay agenda de actividades pero si muchas ideas. En dos días: cenaremos en el japonés de la puerta de al lado, haremos un montón de partidas con el Dirty Harry, iremos a ver “La Jungla 4.0” (que me lo hace pasar tan bien como sus predecesoras), jugaremos muchas partidas con la maquina recreativa (sobretodo al Metal Slug), nos pondremos las botas en el “Ugarit”, desayunaremos y comeremos en el patio de Graceland, pasearemos con Cass, organizaremos una sesión de cine en Graceland (con – Alejandro elige – “Las vacaciones de Mr. Bean”) y desgastaremos nuestras últimas fuerzas con una agotadora sesión de patinaje en el Skating (que no había pisado en los últimos 15 años).

Domingo noche. Alejandro ha vuelto a Castellón. Estamos agotados pero lo hemos pasado muy bien. Estar con un niño nos ha obligado a hacer cosas que hace tiempo que no hacíamos y espero que pronto se repita.

Lunes: agujetas y trabajo. ¿Se le puede pedir más a un lunes? Por suerte, la idea de que el martes es festivo y la mañana en compañía de María José me ayudan a soportar el día.

Patricia Cornwell. Causa de Muerte
He acabado de leer “Causa de muerte” de Patricia Cornwell. Pese a que, cada vez más, me parece que seguir leyendo los libros de la serie protagonizada por la doctora Kay Scarpetta es una pérdida de tiempo (el nivel no puede bajar más que en esta entrega), voy a darle otra oportunidad. Por un lado espero que la serie remonte y por otro me divierte ver lo obsoletas que pueden quedarse algunas novelas cuando se apoyan en la tecnología. Lo dicho, una oportunidad más.
También he aprovechado para escribir sobre el TNC (el Teatre Nacional de Catalunya) y sobre la Música en la Mercé.

2 comentarios:

Alfacharly dijo...

Hola!

Me temo que yo también he llegado a la misma conclusión que tu sobre los últimos libros de P. Cornwell y la Dra. Scarpetta: Ya no vale la pena el esfuerzo de leerlos. Hace meses que dejé de hacerlo, y mira que los primeros que cayeron en mis manos me gustaron mucho.

Te voy a recomendar una serie, que se que de vez en cuando haces maratones: "Weeds". Está muy bien. O igual ya la has visto.

Alex

xavi dijo...

No eres el primero que me la recomienda... así que - cuando pueda - me entrego a un maratón de Weeds