07 agosto 2007

“La vida comporta riesgos por sí misma”
Francisco Marín Castán. Sentencia de la Sala Civil del Tribunal Supremo


DIARIO DE UN OCIOSO
Sábado, 4 de agosto de 2007


Vacaciones. Día 6

Leo “El País” en la playa – tarea que, todos los que la han probado saben que es harto difícil – y encuentro la fantástica frase que encabeza el diario de hoy. Pertenece a una sentencia de la Sala Civil del Tribunal Supremo. 7 palabras, 31 letras y una verdad inmutable.

El resto del día, a falta de mejores actividades en las que invertir el tiempo, lo dedico a reflexionar sobre la vida, los riesgos y la madre que los parió.

Por la noche, como en las noches de verano de mi infancia, vamos a Sant Feliu que está en fiestas. Paseamos entre la multitud que empieza a ocupar buenas posiciones alrededor de la playa para poder disfrutar de los fuegos artificiales. Para hacer tiempo tiramos al blanco en una de las casetas de la feria y nos comemos un bocadillo en el frankfurt de toda la vida (un universo caótico en el que hay tanta gente detrás de la barra como delante). Tras los fuegos, un helado y un paseo tranquilo intentamos volver a casa (en apariencia algo fácil ya que vamos en moto) pero, y gracias a la Policía Municipal de Sant Feliu que se empeña en solucionar problemas que no existen bloqueando completamente la circulación, el retorno a casa se convierte en una larga penitencia.

2 comentarios:

antonio salgado nolasco dijo...

Don Francisco Marín Castán, gran jurista

Anónimo dijo...

Familia Castán, gran familia de destacados juristas