22 julio 2007

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 22 de julio de 2007


Normalmente me siento delante del ordenador e intento explicar lo que he hecho, lo que he visto, lo que he escuchado o lo que he sentido a lo largo del día. Son historias que intento que sean alegres y que, al leerlas, a algunos de los que las leéis se os olvide el mal momento que habéis pasado en el trabajo, delante de la tele o al leer el periódico.

Por lo tanto quiero pedir disculpas porque hoy, en parte, no es lo que vais a encontrar aquí. Intento que la actualidad no afecte demasiado a este diario, pero de tanto en tanto hay hechos que hacen que abandone el tono intrascendente que suele caracterizar a este diario y que me ponga pesado.
llibertat d'expressio
El secuestro del semanario “El Jueves” por parte del juez Juan del Olmo y el posterior cierre de su web por orden de la fiscalía me parecen el peor atentado contra la libertad de expresión que he visto en España desde que tengo uso de razón.
Supongo que para la fiscalía la publicación de una caricatura de los que ellos identifican como los principes, manteniendo relaciones sexuales, es uno de los principales problemas del estado. Para mí no. De hecho puedo hacerles una larga lista con muchos temas que considero mucho más importantes. Son temas que ellos deben considerar tonterías como el terrorismo, las mafias internacionales, los delitos fiscales, el tráfico de droga, la delincuencia, la trata de blancas...
Que un funcionario – el juez, pese al poder casi ilimitado e impune que ha demostrado, lo es – decida gastar fondos públicos (¿Cuánto ha costado el secuestro de todos los números quiosco por quiosco? ¿Cuánto el tiempo que él y otros funcionarios han dedicado y dedicarán al asunto? ¿Cuánto, en definitiva, nos costará semejante tontería a cada uno de los españoles?) en un asunto tan poco importante me parece un delito peor que el propio delito que quiere perseguir.
Pero lo peor es, sin duda, el atentado contra la libertad de expresión. Mañana este señor – u otro con igual poder – puede decidir clausurar este sitio porque mi crítica mordaz de un libro puede molestar al autor. Si los limites impuestos a la libertad de expresión son tan subjetivos se ha acabado la libertad de expresión y volvemos a los tiempos del censor.

He sido, soy y seré lector de “El Jueves”. No soy comprador habitual y no siempre me gusta todo lo que hacen, pero creo que su intención nunca es injuriar sino satirizar sobre la actualidad. Si para ello utilizan imágenes de buen o mal gusto es su problema. Si se equivocan, será su público los que emitan un juicio desfavorable y dejaran de comprar la publicación.

Quiero expresar mi apoyo a todo el equipo de redacción de “El Jueves".
En contra de los cierres carpetovetónicos de medios de comunicación, permitidme un grito que suena a rancio pero que, por desgracia, vuelve a estar de actualidad. Permitidme también que lo haga en mi lengua materna porque así es como lo escuché por primera vez, cuando era un niño, en las calles de mi ciudad: “Llibertat d’expressió”.

Mañana vuelvo a la normalidad y os cuento la boda de Txus y Natalia, mi opinión sobre el último Harry Potter y otras zarandajas en las que he invertido mi tiempo este fin de semana.

2 comentarios:

Alfacharly dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo, pero creo también que este secuestro del Jueves va a servir para que la libertad de expresión salga reforzada.

Es un secuestro digamos preventivo mientras se discute el fondo del asunto. Los jueces tendrán que entrar a definir los límites y la extensión de diversos derechos y libertades.

Y algo nuevo, entrarán a discutir cuanto de públicos son los miembros de la Casa Real, y yo creo que esto no se ha hecho desde el comienzo de la democracia.

Ah, pese a comentar poquito, la verdad, te leo cada vez que escribes por el lector de noticias y ya sabes que me gusta mucho como lo haces.

Alex

Albert dijo...

Hola, estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito, es una auténtica vergüenza.
La verdad es que quizás la medida del juez Juan del Olmo ha tenido el efecto contrario al deseado, ya que ha servido para que el tema del secuestro del Jueves, así como la portadad de la polémica se haya difundido no ya a nivel nacional, sino también internacional. Aquí en Corea la he visto varias veces en la tele, y kyol me dice que también ha salido publicada en un montón de programas chinos.
Estaré esperando la respuesta de la revista ante este secuestro en la portada de la semana que viene.
Saludos desde Seúl.