15 julio 2007

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 15 de julio de 2007


Sábado. Estoy cansado pero muy contento. La retirada a tiempo de ayer hace que todavía tenga fuerzas para enfrentarme a otra larga jornada cargada de interesantes actividades lúdicas.

A mediodía nos acercamos al Agua y disfrutamos, desde una mesa del interior, de la vista y de la cocina del restaurante. Por una vez dejamos los arroces y los dos nos decidimos por platos de pescado. Es agradable llegar a primera hora y disfrutar del local con calma mientras las mesas vecinas poco a poco se van llenando.

Tras la comida damos un paseo por los alrededores y acabamos entrando en el Casino. Sin saber jugar a las máquinas y apretando botones al azar, éste decide sonreírnos y nos regala un montón de monedas que María José pone en un pote de plástico paseándolo después por la sala sintiéndose en una serie americana. Decidimos retirarnos con estos inesperados beneficios que financian, en parte, la comida de hoy.

Vuelta a casa y descanso antes de iniciar el largo camino hasta el Fórum donde me espera la segunda jornada del Summercase de este año. Allí me encuentro con Jordi P. que acaba de ver a los “The Sunday Drivers”, y repasamos la programación mientras hacemos la primera de las muchas cervezas que – pagadas a precio de oro – utilizaremos como combustible.

Empezamos con la actuación de “Soulsavers” con Mark Lanegan a la voz (bien, pero no resulta el conciertazo que me había imaginado. Por suerte hoy han decidido abrir los laterales de la carpa y el aire se agradece). Mientras esperamos las actuaciones que nos hemos señalado en el programa, paseamos por el recinto viendo algún fragmento de actuación (de DJ Shadow y de Jarvis Cocker, este último sin entrar a la carpa que está llenísima).

Cenamos los bocatas que nos ha preparado María José – después de la desagradable experiencia de ayer decidí llevarme el bocadillo de casa como cuando íbamos de excursión con el cole – y, mientras Jordi se va a ver el concierto de “The Gossip” yo intento disfrutar con la energía de “The Jesus and Mary Chain” (lo intento ya que algún que otro problema de sonido me lleva a abandonarlos durante un rato para ver un chupito de la actuación de “The Gossip” de los que Jordi me ha hablado maravillas). Lo poco que veo, antes de volver al concierto de “The Jesus...”, me gusta.

De nuevo con Jordi decidimos acercarnos a la carpa donde están a punto de empezar su concierto “OMD”. La salida de la banda, con un público entregado que ha ido a la carpa a pasárselo bien, es apoteósica, pero tras cuatro o cinco temas decidimos que ya hemos visto bastante. Un poco de “Air” nos permite hacer tiempo antes de enfrentarnos al rock sin concesiones de “Kaiser Chiefs”.

Las cervezas, las horas de pie y la edad empiezan a pasar factura. Pero antes de retirarme me acerco al escenario dónde están actuando “!!!”. Mi intención es ver que tal suenan y poco más, pero su espectacular directo me atrapa. “!!!” son brutales, su directo es maravilloso y la gente que está en la carpa no para de bailar. Para mí es el concierto del festival, un maravilloso punto y final ya que decido dejar solo a Jordi con los “The Chemical Brothers”.

La larga vuelta a casa en transporte público se convierte en toda una odisea que, por suerte, sólo dura un poco más de una hora.

Domingo. Día de recuperación después de los excesos festivaleros.

Os dejo un enlace con el artículo sobre la Fundació Suñol y os animo a visitarla.

2 comentarios:

el somni dijo...

Fa quasi un mes que llegeixo el teu bloc i és la primera vegada en 7 anys que trobo a faltar viure a Barcelona. M'hauré de traslladar o deixar de llegir-te.

xavi dijo...

Barcelona es la decisió correcta. No ho dubtis