27 mayo 2007

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 25 de mayo de 2007


Ya ha llegado el viernes. Llego a él con las fuerzas justas después de la salida de ayer.

Tras algún intento frustrado, anulaciones y nuevas convocatorias, ayer por la noche conseguimos encontrarnos – con los compañeros de trabajo de mi anterior empresa – en el Kan Kan – el bar que Dani, uno de ellos, montó cuando nos echaron a todos-.
Ha pasado más tiempo desde entonces que el tiempo que estuvimos trabajando juntos, pero los vínculos que se crearon siguen siendo fuertes y todavía hoy seguimos en contacto, nos pasamos ofertas de trabajo y nos ayudamos en todo tipo de temas.
No estamos todos – es muy difícil que coincidamos todos alguna vez – pero me gusta reencontrarme con Mónica, Isa, Francesc, los Jordis (3: P., M., y B.), Roger, Toni y, naturalmente, Dani.
Recordamos historias pasadas, nos pasamos informaciones y cotilleos y – casi todos – expresamos nuestro descontento con el mundo textil y nuestra intención de dejarlo si algún día tenemos la oportunidad de hacerlo (y es una lástima porque estamos haciendo lo que nos gusta... aunque en ocasiones nos lo pongan muy difícil). Me gusta volver a vernos juntos y es una lástima que no sea trabajando.

Cenamos – muy bien – en el mismo Kan Kan mientras acabamos con las existencias cerveceras de Dani.

Tras la cena – y las cervezas de pos-cena – continuamos – ya un grupo más reducido – con un par de cervezas, acompañadas de kikos, en el Nus.

Rematamos la noche en el Brigadoon pero estamos ya al límite de nuestra resistencia y decidimos no tomar nada más y dejarlo a tiempo. Ha sido una gran noche, espero que se repita pronto.

1 comentario:

isa dijo...

Yo también disfruté muchísimo de vuestra compañia.Al tener que trabajar los sábados nunca me puedo sumar a los saraos, barbacoas y demás comilonas que por los menos dos veces al año se suelen oganizar!!!!.
Un besazo