12 marzo 2007

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 9 de marzo de 2007


Ligera resaca por la mañana. Me levanto a desayunar con María José y, cuando se va a trabajar, vuelvo a la cama para recuperar las fuerzas perdidas anoche.
Por la noche, y después de una jornada laboral en la que las noticias no pueden ser peores, Yoli y Rafa nos visitan en Graceland. Pedimos comida china, hablamos y nos ponemos al día (hace mucho que no nos vemos). Pero la verdadera razón de su visita es hacer unas partidas con la “Dirty Harry”. Al final, y después de muchas partidas, tenemos que arrancar a Yoli de la máquina. Ella pide quedarse a pasar la noche, pero no la dejamos, son las dos de la madrugada y mañana tenemos que madrugar.

2 comentarios:

victor mansblaves dijo...

"y después de una jornada laboral en la que las noticias no pueden ser peores, Yoli y Rafa nos visitan en Graceland"
¿Tan mal os caen?

xavi dijo...

calla Víctor... al contrari... són un balsam per curar les ferides d'un mal día.