16 octubre 2006

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 15 de octubre de 2006


Desayunar con María José, pasear con Cass, leer el periódico apartando el DVD del que mañana hablará todo el mundo, ayudar en la difícil tarea de trasplantar plantas, montar el Spectrum, comprobar que todavía funciona y volver a guardarlo en la caja, sestear, leer, cocinar lo mínimo imprescindible para proporcionar el sustento necesario a la familia, soldar un cable del mando de la máquina que producía claras desventajas en los juegos de lucha, escuchar música ("Papas Fritas", "La Buena Vida", "Hefner"...) , pasar un rato con Pepe y Lidu que nos traen plantas y salchichas del pueblo, ver series ("CSI" y "Frasier"), jugar con Cass... un domingo da para mucho más de lo que el cansino ritmo con el que lo afrontamos deja entrever.

1 comentario:

Jules Uijttewaal dijo...

Este fin de semana he comido un delicioso pan de pipas.