19 septiembre 2006

"Words don't come easy to me,
How can I find a way
To make you see, I love you
Words don't come easy"
FR David. Words


DIARIO DE UN OCIOSO
Martes, 19 de septiembre de 2006


Albert me envía un mail que me sumerge en una piscina de nostalgia. En él, entre otras cosas que también tocan esas fibras que tan a flor de piel suelo tener, habla del poder evocador de la música, de "words" de FR David y de la última vez que tuvo contacto con esa canción (para mandármela a mi en formato K7 previa petición) antes del evocador momento en el que volvió a su vida una tarde de placer entre las curvas de una carretera local flanqueada por pinos y alcornoques.
Y su mail me hace recordar a mí también y me transporta dieciséis años y tres meses en el tiempo…

Platja d'Aro. Noche. Estoy en compañía de María José. Hace horas que hemos empezado una aventura juntos, acabamos de cenar (nuestra primera cena como pareja) en el "Suquets" (que poco después cerraba para dejarnos un recuerdo dulcísimo que una relación más prolongada en el tiempo hubiera matizado) y paseábamos entre nubes sentados en la barra del "Texas" (que también cerro hace demasiado).
De golpe nos dimos cuenta que, a diferencia de todas las parejas felices de las películas americanas, no teníamos canción. Debíamos solucionarlo sin dilación y, como en el bar estaba sonando la voz aflautada de FR David cantando "Words", decidimos adoptarla mientras no encontráramos otra mejor. No la hemos buscado y "Words" sigue siendo nuestra pequeña broma privada (desde hoy menos privada que nunca), nuestra canción, un "link" directo a esa noche, a ese momento irrepetible.
Poco después le pedía a Albert - que creo que tenía el single (siempre había sido - y lo sigue siendo - "curioso" en sus selecciones musicales) que me hiciera una copia y de ahí su recuerdo.

"Words" suena ahora en mi mente mientras escribo esto y me traslado a aquella noche de felicidad. Dieciséis años y tres meses se merecen una celebración.

1 comentario:

Alfacharly dijo...

Siempre he pensado que es una canción preciosa.