22 agosto 2006

DIARIO DE UN OCIOSO
Domingo, 20 de agosto de 2006


Vacaciones, día 23

Volvemos a casa de madrugada. Aunque no ha salido el sol, técnicamente es ya mi cumpleaños y María José me da su regalo: unos prácticos especieros para la cocina de Graceland, un par de libros para planificar viajes a pie y un pedazo de viaje a Lisboa. Víctor “Mans Blaves” puede ir preparando ya una completa guía de Lisboa para que no nos falte buena comida, buena bebida, música y fiesta moderada. En septiembre espero que nos veremos.
Contentísimo me voy a dormir.

Empezar el día de mi trigésimo octavo cumpleaños (si no pongo el número incluso parecen menos) con una ligera pero molesta resaca – el cava entraba de miedo ayer por la noche – es un mal arranque. Por suerte María José me permite un día de vagancia total, me cuida y me facilita el tránsito de los treinta y siete a los treinta y ocho.

Inexplicablemente, y contra todo pronóstico, María José ha conseguido darle la vuelta al campeonato de verano y se ha puesto en cabeza. Tendré que esforzarme.

Por la noche – después de un día relajado – cenamos en el restaurante “Toc de Sol” (Ctra de S’Agaro, 25 Castell D’Aro Tel. 972825064). El restaurante tiene dos salones acogedores y bonitos pero – tras alguna duda – nos decidimos por el patio. María José se decanta por el menú de bogavante y yo prefiero el menú de verano. Tanto uno como el otro tienen tres platos (muy abundantes) y postre. Todo está muy bueno pero tienen que mejorar algunos aspectos. Si lo hacen nos tendrán de clientes durante mucho tiempo.

El día se acaba con un paseo con Cass por la urbanización.

1 comentario:

borja dijo...

Hola,

Soy un periodista de la Vanguardia. Estamos preparando un tema sobre bloggers de Barcelona para el Vivir de la Vanguardia. El tuyo nos ha parecido interesante porque cuentas cosa de esta ciudad y posteas con bastante regularidad. Por favor, si quieres participar enviame hoy mismo un mensaje a mi propio blog en el que indiques tu dirección de correo y ha poder ser tu número de móvil.
Pero por favor tiene que ser hoy mismo.