22 julio 2006

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 21 de julio de 2006


Noe, en su blog, recomendaba el Tapioles 53. Leí su recomendación y, minutos después, llamaba para reservar (tuve la sensación de que me gustaría).
Ella fue a celebrar un aniversario, nosotros también y el restaurante es ideal:
pequeño, acogedor, con un personal muy atento y con una comida buenísima.
Nos decidimos por el menú de degustación (un entrante, tres platos y postre) y disfrutamos tanto de la comida como de los detalles y de la calidez del local.
En un momento en el que los cocineros estrella tienden a abrir grandes restaurantes se agradecen los locales personales en los que se cuidan los detalles.
Cenamos de miedo y nos sentimos acogidos. No se puede pedir más.

Al volver a casa damos un paseo con Cass pese a ser muy tarde. Ha empezado el fin de semana.

2 comentarios:

noe dijo...

Ala!!! Que bé!! A que el lugar es una pasada?? Nosotros salimos encantadísimos, desde luego es un lugar para recomendar y muy muy especial. El local, la comida, todo es inusual en estas fechas... Que os dieron de comer??? Cuenta, cuenta!!

xavi dijo...

El lugar tiene un encanto especial... nada mas entrar te sientes como en casa y además todo está muy bueno.
Nosotros hicimos el menú de 5 platos. A diferencia del de 3 platos, en este no eliges lo que quieres comer ya que es un menú de degustación. El menú consiste en un entrante (higos rellenos de feta), tres platos principales (un plato delicioso - frío- de carne de ternera, ñoquis y queso) y un postre delicioso para rematar.
Buenísimo.