27 febrero 2006

DIARIO DE UN OCIOSO
Lunes, 27 de febrero de 2006


Viernes. María José me recoge a la puerta de Levi Pants y me lleva a cenar al “Marc’s” del Paseo Maragall. Dos bocadillos (buenísimos como siempre) después ya tenemos las fuerzas suficientes para enfrentarnos a la fiera que nos espera en casa. Ha empezado el fin de semana. Estas cenas de viernes, que últimamente se están haciendo habituales, nos permiten dar carpetazo al trabajo y empezar a disfrutar juntos de nuestro tiempo libre.
Sábado. Hace una semana que vivimos con Cass y hoy toca ir al veterinario para que Cass, motivo de todas las visitasle pongan la segunda tanda de vacunas (en un mes podremos salir a la calle). En el veterinario Cass juega con un cachorro de Chihuahua, es divertido verla jugar así. Al volver a casa toca ir a comprar. Por la calle está lleno de niños disfrazados y en el mercado del barrio me espera un espectáculo parecido con la mayoría de trabajadores disfrazados. Es extraño comprarle la carne a un faraón egipcio.
Por la tarde, y ya de nuevo en casa, nos visitan mi tío Hernán y Anna. Digo nos visitan pero la realidad es que han venido a ver a Cass. Anna tiene perro y nos da un montón de consejos que, como primerizos, agradecemos.
Siesta, series (“csi” y “las vegas”) y un poco de lectura. Estamos muy cansados pero empiezo a entrever que nos tenemos que acostumbrar a este nivel de actividad (de hecho, en breve, seguramente irá en aumento).

Domingo. Por la mañana cocino. Las pilas están bajas pero María José me ayuda y consigo llegar al mediodía con todo hecho. Eli y Cesc se pasan por casa a hacer el aperitivo y a conocer a su sobrina. Poco después llegan Albert, Esther, María, Laura y Marta. Dejamos que las niñas coman primero y después, mientras María y Laura juegan, “La Sirenita” sirve de banda sonora no ideal pero sí práctica para nuestra comida. Celebramos el cumpleaños de Albert y nos comemos el fantástico pastel de manzana que ha hecho Esther.

Cuando marchan vuelven las siestas, las series (“las vegas” y “house”) y los ratitos de lectura. El fin de semana - un fin de semana tranquilo, rodeados de amigos y familiares- llega a su fin. Ha sido un buen fin de semana.

4 comentarios:

Anna dijo...

Bueno, yo en realidad fui a ver la casa, Cass era la coartada ;)

Petonets!!!

Anónimo dijo...

¿Dónde está ese "Marc's"? Creí conocer como la palma de mi mano el Paseo Maragall ... pero ya veo que no!

xavi dijo...

El Marc's está en Paseo Maragall 140 (mas o menos) y, si te apetece un aperitivo, siempre puedes pasarte por la bodega vecina (bodega Luis, c/ Pinar del Rio). Dos clásicos del barrio que vale la pena visitar.

Anónimo dijo...

Ahora! Ya lo he visto en qdq!!!

Ostras, la de veces que habré pasado por allí ... gracias ;)