06 enero 2006

DIARIO DE UN OCIOSO
Jueves, 05 de enero de 2006


6:15, suena el despertador. Preparo el desayuno mientras María José se ducha. Juntos, preparamos la cobertura del pastel de chocolate que hice ayer.
Desayunamos y, cuando María José se marcha a trabajar, me encierro en la cocina y empiezo a trabajar en lo que será la cena de esta noche. Preparo trufas de chocolate (que, pese a mi poca fe, quedarán deliciosas), albóndigas para una foundee que no haremos, albóndigas para el platillo de albóndigas con sepia, el platillo y unos cuantos entrantes para la cena de la noche.
Me queda tiempo para recoger un poco la cocina y para escribir una lista de instrucciones para que María José remate la jugada.

11:30 Salgo a la carrera y, en el centro de Barcelona, empiezo una larga Maratón que me lleva a recorrer el Fnac, la Central, la Formiga d’or, la mitad de los quioscos de la Rambla, Documenta y – finalmente – El Corte Inglés. El saldo es agridulce: si bien no he conseguido todos los regalos que pretendía encontrar, tengo todo lo necesario.

13:30 Sin parar de correr llego a tiempo a Levi Pants para iniciar una jornada laboral que no se verá reducida por el “buenrollismo” que se le supone a la noche mágica que nos preparamos para vivir.

21:00 Se acaba la jornada. Volando a casa. María José ha dejado la casa preciosa: velas en el patio y la mesa muy bien puesta. Los invitados esta noche son muy especiales: nuestros padres. Ya es tradición la cena de la noche de reyes.

La cena –muy divertida – sólo se ve interrumpida por la llamada de un voluntario de la campaña de recogida de juguetes que organiza una emisora de radio que viene a recoger las 6 bicicletas que, con la ayuda de nuestros amigos y familiares (hábilmente saqueados en momentos en los que presentan un nivel de alcohol en sangre elevado), hemos conseguido reunir este año.

La sobremesa se alarga y son más de las dos cuando damos por terminado el día. Estamos agotados, el ritmo ha sido infernal, pero el rato que hemos pasado con la familia y el resultado del día no puede ser más positivo.
Mañana nos espera otro día con mucha actividad.

1 comentario:

bruxa dijo...

qué te han traído los reyes xavi? :)