05 noviembre 2005

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 04 de septiembre de 2005


Por fin es viernes. Me levanto pronto y me encuentro con el desayuno preparado. El cambio de horario tiene una única cosa buena: fuera no es oscuro y se agradece la luz difusa que empieza a llenar el patio de casa. Desayuno con María José y planificamos el largo día que tenemos por delante.
María José se va a trabajar y, mientras espero al carpintero que tiene que ajustar una puerta del armario, aprovecho para añadir programas al ordenador. El ajuste es una cosa sencilla y pronto quedo libre.
En la oficina de objetos perdidos no encuentro nada de lo que nos robaron el otro día. Aprovecho para dar una vuelta por el barrio, para ver nuevas y viejas tiendas, para pasear sin prisas disfrutando del ajetreo de un día laborable desde el punto de vista del que no tiene obligaciones por cumplir.
Pero todo es una ilusión, Levi Pants pronto reclamará mis servicios y deberé acudir a su llamada. La jornada laboral se convierte en un infierno: aire acondicionado estropeado, máquinas que dejan de funcionar por el calor... pese a todo el buen ambiente que reina entre nosotros consigue convertir una jornada dura en un entretenido sufrimiento. Salgo agotado y en la puerta me encuentro la sonrisa de María José que me lleva a casa. Preparo una cena para poder disfrutar de la primera expulsión de Gran Hermano 7.
El libro ("El diablo guardián" de Xavier Velasco), leído en los largos viajes a la ciudad vecina de mi ciudad vecina, me está gustando mucho. En unos días seré capaz de hablar en "slang" mexicano.

4 comentarios:

Orfa dijo...

Hola. Soy mexicana y estoy tan perdida como tú en eso del slang mexicano. Recientemente me mudé al DF y este es un México completamente distinto al México del norte, donde yo crecí. Sigo sin entender que es choclo, y un montón de cosas. Ya sé qué es bacha, y eso es una ventaja.

¡Ciao!

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.