28 octubre 2005

DIARIO DE UN OCIOSO
Viernes, 28 de octubre de 2005


Se acaba una nueva semana laboral. Quedan atrás cinco días de rutina con pequeñas ventanas abiertas a la esperanza: desayunos con María José, lecturas – “Pandora al Congo” me está encantando -, la irrupción explosiva de una nueva entrega de “Gran Hermano”, llegar a casa después del trabajo y encontrarme la cena preparada...
En Graceland se está muy bien pese a los pequeños inconvenientes que convertir una construcción en una vivienda comporta.

Miércoles noche. Salgo de Levi Pants con Jordi P. – recientemente fichado por la insigne empresa que me alimenta desde hace algo más de un año – y nos acercamos hasta el Born. Pateamos las calles en busca de algún sitio donde saciar el hambre acumulada durante todo el día. Recalamos en “el Born”, un pequeño restaurante especializado en fondees. Para empujar la fondee de carne que elegimos caen las primeras cervezas. Hablamos de trabajo, de Levi Pants, de música, de libros, de cine, de gente que conocemos, de gente que conocimos, de gente que no hubiéramos querido conocer, de cosas que pasaron hace tiempo, de política, de cosas que han pasado hace poco, de la vida, de cómo arreglar el mundo, de fútbol, de ordenadores... pero una cena, aunque sea reposada, da para poco rato de conversación. Continuamos con una cerveza en el “Suborn”, la acompañamos con patatas chips mojadas con una salsa inidentificable (he probado cosas mejores).
Salimos a la calle. Caminamos hasta “El Nus”, está cerrado. Nos acercamos al “Kan Kan”. Dani está cerrando, hablamos un rato y continuamos nuestra búsqueda de un lugar donde poder continuar la interrumpida conversación. Nos acoge el “Clansman” que hoy, pese a ser jornada de fútbol, está totalmente vacío. Acompañamos la cerveza con unas onduladas de alto nivel.
Decidimos hacer la última y la que sobra en el “bar del billar de enfrente de “El Nus”. Cerveza, billar y kikos de máquina (como final de fiesta gastronómico nuestra elección no puede ser mas lamentable).
Lo he pasado en grande. Vuelvo a casa con un taxista que me informa del resultado de la jornada de liga de hoy.

Jueves. No hay resaca pero el cansancio es descomunal. Me arrastro economizando esfuerzos. Estoy mayor para según que cosas.

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Toni dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Daniel dijo...

**Heating** and **Cooling** go to **heating****cooling**

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.