29 julio 2005

DIARIO DE UN OCIOSO
Jueves, 28 de julio de 2005


Vacaciones, día 11.
Nos levantamos pronto, preparamos juntos el desayuno y, después de desayunar, María José se va a trabajar y me quedo revisando el correo. Hace calor, abro la ventana y escucho los sonidos del barrio que despierta con pereza.

Voy a Graceland. El metro que me acerca ha suspendido el servicio hasta septiembre por obras (por suerte hay un bus alternativo que hace el mismo recorrido, primera crisis superada), al llegar la llave no abre el portal (un vecino me abre y me ayuda a superar la segunda crisis de la mañana). Mañana en nuestra nueva casa (mientras espero al de las cortinas y el pintor da los penúltimos repasos), es agradable pese al calor (el aire no está conectado todavía).
Aprovecho para leer El País (que aún tiene un grosor decente) y hacer el crucigrama de Mambrino. Me fijo que hay un pasatiempo que se llama Sudoku (es un pasatiempo numérico, divertido y no demasiado difícil), no lo había visto nunca, decido probar y es muy adictivo. Me cuesta empezar, pero una vez cogida la dinámica consigo solucionarlo.

A la hora de comer María José me recoge. Hoy teníamos que comer con Pablo y Elena pero compromisos laborales de última hora les han atado y lo hemos tenido que dejar para otro día. Decidimos aprovechar su recomendación y comemos en el “Restaurante Chino Jiú” (c/San Fructuoso, 133 Tel. 934317389). Kuopa con Gambas y lomo crujiente, todo delicioso, tenía razón Pablo.

Vuelta a casa. “Muejeres desesperadas” (2 episodios), siesta, “Perdidos”(2 episodios).

5 comentarios:

Casino online dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Iza Firewall dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.